PRIMER MINISTRO DE AUSTRALIA

PRIMER MINISTRO DE AUSTRALIA

Tony Abbott revela el proyecto de ley para cancelar nacionalidad a terroristas

El primer ministro australiano indicó que pedirá al comité parlamentario conjunto de Seguridad e Inteligencia que evalúe la posibilidad de que la ley se aplique de forma retrospectiva dado el número de personas con doble nacionalidad condenadas por terrorismo.

Tonny Abbot, Australia
Tonny Abbot, Australia | Agencias

El primer ministro de Australia, Tony Abbott, ha revelado este martes su proyecto de ley para cancelar la ciudadanía australiana a los combatientes yihadistas o personas condenadas por terrorismo que tengan doble nacionalidad.

La nueva propuesta, que será presentada a primera hora del miércoles ante el Parlamento australiano, enmienda la Ley de Ciudadanía de Australia, para "reflejar las condiciones modernas" en que las personas se unen en las filas de organizaciones terroristas, según explicó Abbott en una rueda de prensa en Camberra. En la actualidad, la sección 35 de la Ley de Ciudadanía, que data de 1948 y cuya última enmienda se dio en 2007, señala que la suspensión de la ciudadanía australiana se da en caso de que la persona comienza a formar parte de las fuerzas armadas de un país que está en guerra con Australia.

"Como sea humanamente posible, la suspensión de la ciudadanía a los terroristas con doble nacionalidad se dará automáticamente por acción de la ley", remarcó Abbott flanqueado por su fiscal general, George Brandis, y su ministro de Inmigración, Peter Dutton. La propuesta crea dos nuevas circunstancias para retirar la ciudadanía, la "renuncia por conducta", que implica la militancia en una organización terrorista, y la "revocación por condena (judicial)".

El primer ministro australiano indicó que pedirá al comité parlamentario conjunto de Seguridad e Inteligencia que evalúe la posibilidad de que la ley se aplique de forma retrospectiva dado el número de personas con doble nacionalidad condenadas por terrorismo. "Hay muchas otras grandes preguntas adicionales y es qué vamos a hacer con el 50% más o menos de australianos que sabemos están luchando en el extranjero con las milicias terroristas y no son ciudadanos", enfatizó Abbott, de cara a las posibles legislaciones en la materia.

Según las autoridades hay unos 120 ciudadanos australianos luchando en las filas del Estado Islámico (IS), de los cuales unos 30 han muerto en combate, mientras otros 160 ayudan en la financiación o reclutamiento de simpatizantes. Además hay unas 21 organizaciones terroristas que han sido incluidas en la lista negra de Australia. La nueva propuesta excluye una iniciativa de Abbott que contemplaba darle la potestad al ministro de Inmigración de turno para revocar la nacionalidad a estas personas sin necesidad de una condena judicial, lo que previamente causó malestar incluso dentro de su Gabinete.

Abbott señaló que la actual propuesta se aleja mucho de lo que él deseaba, en alusión a la polémica sobre la inconstitucionalidad de su proyecto de ley original. "Queríamos quitarle la ciudadanía a los terroristas con doble nacionalidad (...) y queríamos hacerlo sin necesitar, si así se quiere, de un proceso judicial previo", indicó.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.