ACTITUD VIOLENTA DE UNO DE LOS DETENIDOS

ACTITUD VIOLENTA DE UNO DE LOS DETENIDOS

Seis meses de cárcel para dos marroquíes por emborracharse en ramadán

Los dos condenados, de 24 y 37 años, rompieron el ayuno en público, lo que está castigado por el Código Penal marroquí, con el agravante del consumo de aguardiente. La venta de productos alcohólicos está prohibida durante todo el mes sagrado.

Musulmanes durante el mes de ramadán
Musulmanes durante el mes de ramadán | Getty Images

Dos ciudadanos marroquíes han sido condenados a seis meses de cárcel por el Tribunal de Primera Instancia de Souk el Arba de Gharb, a unos 100 kilómetros de Rabat, por ebriedad en pleno día durante el mes de ayuno musulmán de ramadán. Una fuente jurídica cercana al caso informó de que las dos personas, de 24 y 37 años, fueron condenadas el pasado viernes y ambas recurrieron la condena en apelación.

Los hechos ocurrieron el pasado 2 de julio cuando los dos, que están desempleados y tienen antecedentes penales, estaban bebiendo aguardiente cerca del río Sbou antes de entrar en un zoco público en estado de ebriedad. Ante la indignación de los visitantes del mercado y el comportamiento violento de uno de ellos, que se hirió a propósito con un arma blanca para supuestamente asustar a quienes lo increpaban, los efectivos de la Gendarmería Real procedieron a su arresto, añadió la misma fuente.

Los dos acusados fueron condenados por "ebriedad y romper ostensiblemente el ayuno durante el ramadán sin autorización legal", mientras que a uno de ellos se le añadió el cargo de posesión y tráfico de bebidas alcohólicas. El artículo 222 del Código Penal marroquí castiga con penas de entre 1 y 6 meses de cárcel, más una multa, a "todo individuo notoriamente conocido por su pertenencia al Islam que rompa ostensiblemente el ayuno en un lugar público durante el ramadán".

Durante los 29 ó 30 días que dura, sea invierno o verano, el musulmán no puede comer, beber, fumar o practicar sexo desde el alba hasta el ocaso, y la prohibición religiosa suele ir acompañada de sanciones legales en un buen número de países musulmanes.

Cada año se registran en Marruecos casos aislados de personas que son detenidas por fumar o beber en la calle durante el mes de ramadán, pero el suceso registrado en Sidi Alal Tazi es excepcional porque al escándalo de romper el ayuno en público se suma el del consumo del alcohol, un producto cuya venta está prohibida durante todo el mes sagrado.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.