ENTRE ELLOS HAY TRES MUJERES

ENTRE ELLOS HAY TRES MUJERES

El nuevo Gobierno egipcio jura su cargo con 16 nuevos ministros

El nuevo Gobierno egipcio, encabezado por Sherif Ismael, ha tomado juramento ante el presidente Abdelfatah al Sisi. El gobierno estará formado por 12 miembros del anterior gabinete, y 16 nuevos ministros, entre los que hay tres mujeres. Pese al cambio, los expertos en ciencias políticas aseguran que las nuevas caras son "tecnócratas tradicionales" sacados "del mismo saco".

 El presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi.
El presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi. | EFE

El presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, ha tomado juramento al nuevo Gobierno egipcio encabezado por el tecnócrata Sherif Ismael, que no incluye ningún cambio de calado, a pesar de haberse renovado casi en un 50 por ciento.

Los ministros de las principales carteras -de Interior, Exteriores, Defensa, Justicia e Inversiones- permanecen en sus cargos, así como otros 12 miembros del anterior gabinete, que mantendrán sus puestos en el nuevo equipo.

En total, 16 nuevas caras, entre ellas las de tres mujeres, aparecen en el equipo de Ismail, que ha sido constituido coincidiendo con varios escándalos de corrupción política y a apenas un mes de las elecciones parlamentarias previstas para el 18 de octubre.

El experto en ciencias políticas y sociales Sayed Sadek aseguró que los nuevos nombres son "tecnócratas tradicionales" sacados "del mismo saco" que los anteriores ministros. Para Sadek, el hecho de que los nuevos ministros "sean de la misma cultura que los anteriores" implica que no habrá "un cambio verdadero", porque para ello, según él, Al Sisi debería haber designado a gente de fuera del sistema.

El anterior presidente del Gobierno, Ibrahim Mehleb, ha sido designado por Al Sisi asistente del presidente de la República para Proyectos Nacionales y Estratégicos. Entre las nuevas caras, destaca el ministro de Agricultura, Essam Faid, quien sustituye a Salah Hilal, que fue forzado a dimitir el pasado 8 de septiembre tras saltar a la luz su supuesta implicación en un caso de corrupción.

La reciente muerte "por error" de ocho turistas mexicanos a manos de las fuerzas de seguridad egipcias en un suceso sobre el que se ha decretado el secreto de sumario parece no haber pasado factura al Ejecutivo, ya que tanto el ministro de Defensa, Sedki Sobhi, como el de Interior, Magdy Abdelgafar, han conservado sus puestos.

Los nuevos nombres son "tecnócratas tradicionales" sacados "del mismo saco"

Quien sí ha sido relevado de su puesto es el ministro de Turismo, que ha sido sustituido por Hisham Zaazu, quien vuelve a estar al frente de esta institución, que ya dirigió en anteriores ocasiones. El Gobierno de Egipto prometió una investigación transparente y la depuración de responsabilidades después de que los turistas mexicanos y egipcios hubieran sido confundidos con terroristas, cuando realizaban una excursión por un desierto del oeste del país.

El analista del Centro Al Ahram de Estudios Políticos y Estratégicos Yusri al Azbauí aseguró recientemente que la misión del nuevo Gobierno se limitará a "ayudar al presidente para ejercer su plan político hasta la elección del próximo Parlamento". Para Al Azbauí, con la renovación ministerial Al Sisi pretende "absorber la ira popular ante el fracaso del Ejecutivo en responder a las aspiraciones de mejores servicios sociales" y por los casos de corrupción.

El profesor universitario Sadek opina, por su parte, que el Gobierno no está formado por "políticos profesionales" y que sus integrantes "no tienen una visión ni una estrategia a largo plazo". "Son tecnócratas cortoplacistas salidos del mismo saco y que actúan como si fueran secretarios del presidente", sentenció el experto.

El nuevo jefe del Ejecutivo, nacido en julio de 1955, dio el salto a la política en el primer Gobierno constituido tras el golpe de Estado encabezado por Abdelfatah al Sisi en julio de 2013 y que derrocó al entonces presidente, el islamista Mohamed Mursi. Hasta ese momento, había dirigido la compañía estatal petrolera Ganoub el Wadi, que gestiona las exploraciones y las concesiones, y antes otras empresas de renombre, como la de gas natural EGAS.

Ismail reorganizó el sector energético, con la reducción de los subsidios a los combustibles, y alivió la crisis que sufría Egipto, donde el verano pasado eran continuos los cortes de luz. Según el analista del centro Al Ahram, la designación de Ismail como primer ministro pudo responder a su contribución en el reciente descubrimiento por parte de la petrolera italiana ENI de un yacimiento de gas en aguas de Egipto, que podría resultar el mayor hallado en el Mediterráneo.

La Presidencia egipcia aseguró que Al Sisi solicitó a Ismail que los nuevos ministros centren sus esfuerzos en acelerar la solución de las cuestiones que afectan a la vida de los ciudadanos y a los servicios que se centran a los ciudadanos, especialmente a los más pobres.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.