REINO UNIDO

REINO UNIDO

Una mujer pierde media cara tras golpearse con un horno e infectarse con una bacteria que se alimenta de la carne

La mujer desarrolló una infección potencialmente mortal tras golpearse contra la puerta del horno, lo que le provocó una pequeña herida en su ceja izquierda. La herida se le infectó con una agresiva bacteria que comenzó a alimentarse de su carne.

Donna Corden, antes y después de su primera reconstrucción de cara
Donna Corden, antes y después de su primera reconstrucción de cara | Metro

Donna Corden, una mujer de 46 años de Leeds, Reino Unido, ha perdido la mitad de su cara después de golpearse con el horno e infectarse con una bacteria. Nada más golpearse se le comenzó a hinchar la cara y Corden acudió rápidamente al hospital, donde los médicos no pudieron hacer nada para detener a la bacteria, conocida como 'fascitis necrotizante'. Esta bacteria, que ya había infectado su herida, se alimenta de la carne, por lo que se la considera muy agresiva.

Los médicos no tuvieron más opción que cortar gran parte de su cara para poder salvar su vida, según informa el diario DailyMail.

La mujer sufre artritis y explica que antes del golpe sus piernas le fallaron, lo que provocó que se golpease contra el horno.

Apenas un día después de que un médico le diera varios puntos en la herida, comenzó a aparecer una mancha negra en el corte y empezó a hincharse su cara, por lo que acudió de nuevo al hospital. Allí confirmaron que tenía una infección por una bacteria potencialmente mortal.

Los cirujanos lograron cortar la carne que estaba necrosada, pero días después Donna desarrolló sepsis, es decir, su cuerpo sufrió una insuficiencia debido a la infección, por lo que tuvieron que inducirle un coma y tratarla con antibióticos. Gracias a la intervención de los médicos, logró salir con vida.

Pasados varios meses la mujer se sometió a su primer injerto para reconstruir su cara con piel de sus muslos. Sin embargo, no fue ni será la última operación a la que tenga que someterse. Ahora, Donna quiere aumentar la conciencia de los signos y los síntomas de dicha bacteria: "No puedo cambiar lo que pasó, pero tengo una familia maravillosa y amigos encantadores. Tengo suerte de estar viva", señaló.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.