UNA DE ELLAS DICE SENTIRSE "VIOLADA"

UNA DE ELLAS DICE SENTIRSE "VIOLADA"

Médicos portugueses obligan a dos enfermeras a sacarse leche en su presencia para justificar su reducción de jornada

Unos médicos obligaron a dos enfermeras a sacarse leche delante de ellos para que estas no perdieran la reducción de jornada que tienen las lactantes. De no someterse a dicha prueba habrían perdido las dos horas que tienen.

Portugal vive una polémica por un hecho que ha causado un gran revuelo en el país. Dos enfermeras de Oporto han denunciado que unos médicos les obligaron a sacarse leche en su presencia para justificar su reducción de jornada laboral y para mantener así las dos horas de reducción que tienen las madres.

La legislación lusa obliga a las mujeres que amamantan a sus bebés a entregar todos los meses una declaración médico a partir del año de vida de su hijo para seguir teniendo dicha reducción, pero no las obliga a "demostrar a chorros" que mantienen la lactancia, algo que ha argumentado Maria dos Anjos Teixeira, una de las enfermeras y madres afectadas.

Teixeira accedió a sacarse leche en una consulta a la que fue citada para "comprobar" su estado de salud. La segunda enfermera, que no ha querido identificarse, también reveló haber sido sometida a esta prueba un mes después de Teixeira. El motivo que le dio el médico fue hacer un seguimiento del programa de vacunas, para lo que pidieron a la mujer la "prueba de evidencia de leche".

Los médicos se escudaron en un "protocolo del hospital", por el que si una de las dos rechabaza perdería de forma inmediata la reducción de jornada por lactancia. La segunda mujer accedió porque la cogieron "por sorpresa", pero luego confesó sentirse "completamente violada": "Esto no es ético, es humllante. Se presiona a las embarazadas para que reduzcan el permiso de maternidad y a las lactantes para que renuncien a las horas de lactancia".

Desde l Partido Comunista de Portugal y el Bloque de Izquierda ya se ha preguntado al Gobierno: "Parece increíble. Es totalmente discriminatorio y un comportamiento inaceptable. Es urgente que el ministro de Sanidad aclare lo ocurrido y dé garantías de que no se repetirá".

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.