HAN ABIERTO DILIGENCIAS CONTRA DESCONOCIDOS

HAN ABIERTO DILIGENCIAS CONTRA DESCONOCIDOS

La Fiscalía de Alemania busca a los autores de una horca de madera para Merkel

El fiscal de Dresde, al este de Alemania, busca a los autores que portaron en una protesta islamófoba horcas de madera para Angela Merkel y su vicecanciller. De las horcas colgaban letreros en los que se explicaba que estaban "reservadas" para la canciller y su segundo. Por el momento se desconoce quién construyó en la protesta las horcas, pero podría afrontar una pena máxima de cinco años.

La Fiscalía de Dresde (este de Alemania) abrió diligencias contra desconocidos después de que, en una protesta islamófoba en la capital sajona, se mostrasen horcas de madera para la canciller Angela Merkel y su vicecanciller Sigmar Gabriel.

El fiscal jefe en Dresde, Jan Hille, anunció la decisión de la fiscalía, que se basa en imágenes de medios de comunicación y las redes sociales y en los testimonios de los policías que vigilaron la marcha de ayer de los Patriotas Europeos Contra la Islamización de Occidente (Pegida), que congregó a varios miles de personas.

Las horcas de madera paseadas durante esta manifestación xenófoba podrían suponer un delito por alteración del orden público al amenazar con la comisión de hechos delictivos y otro por incitación a la comisión de delitos, explicó Hille.

De las horcas colgaban sendos letreros en los que se explicaba que estaban "reservadas" para la líder conservadora y canciller y para el líder socialdemócrata y vicecanciller en la actual gran coalición que gobierna Alemania.

Por el momento se desconoce quién construyó y portó en la protesta las horcas, pero podría afrontar una pena máxima de cinco años de cárcel. Las reacciones a esta escalada de Pegida no se han hecho esperar entre la clase política alemana y tanto la Unión Cristianodemócrata (CDU) como el Partido Socialdemócrata (SPD) han rechazado tajantemente la acción.

El secretario general de la CDU, Peter Tauber, señaló que esta acción queda "fuera del ámbito democrático" y su homóloga en el SPD, Yasmin Fahimi, aseguró que no puede haber "ninguna tolerancia" contra este tipo de expresiones, que nada tienen que ver con la libertad de expresión. La ministra de Familia, Manuela Schwesig, aseguró que se trata de un comportamiento "totalmente inaceptable" y tachó de "amenaza" a quienes promueven el racismo y la xenofobia.

La cabeza visible de Pegida, Lutz Bachmann, acusó a la "prensa mentirosa" de exagerar las dimensiones de las horcas, que consideró tan sólo una "divertida manualidad". Las manifestaciones de los lunes de Pegida han resurgido en las últimas semanas, conforme crece la polémica en Alemania con respecto a la capacidad del país para acoger al gran número de refugiados que llegan a sus fronteras.

El movimiento xenófobo, que llegó a reunir a más de 20.000 personas en Dresde durante varias semanas consecutivas a principios de año, recupera así parte de la fuerza que perdió poco después a golpe de polémica. Pegida se dividió y perdió a la mayor parte de su dirección después de que se difundiese una imagen de Bachmann caracterizado con un bigote y un flequillo inconfundiblemente hitlerianos.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.