FUGA DE EMPRESAS

FUGA DE EMPRESAS

"Si la salida de empresas continúa, estaríamos ante un escenario de empobrecimiento claro"

Desde el 1 de octubre, ha habido días en que se han marchado 25 empresas cada hora de Cataluña. "Si esto se extiende en el tiempo, puede cronificarse la paralización, y estaríamos ante un escenario de empobrecimiento claro", explica Luis Suárez, decano de registradores de la propiedad de Barcelona.

Desde el referéndum del 1 de octubre, más de 2.200 empresas han trasladaron su sede social desde Cataluña a otras regiones de España, según datos del Colegio de Registradores Mercantiles de España. Entre ellas, están algunas de las más importantes como Oryzon, Gas Natural, Colonial, Abertis, Axa o Planeta, empresa cuyo presidente, José Creuheras, afirmó que, trasladar la sede fue una decisión "dolorosa porque nos sentimos parte de Barcelona, Cataluña, España y Europa". El ministro de Economía, Luis de Guindos, calificó de "triste" la situación que se está viviendo y culpó de todo a "una política irresponsable" del Govern.

Las empresas que han abandonado Cataluña son las que más trabajo generan

Cordorniú, la empresa más antigua de España, tras casi 500 años en Cataluña decidió trasladar su sede oficial a La Rioja. Las empresas que han abandonado ya Cataluña son las que más trabajo generan: acumulan el 30% de los empleos de Cataluña. "El PIB de Madrid ya ha alcanzado y superado el PIB de Cataluña, cosa que jamás había ocurrido", recuerda Josep Bou, presidente de la Asociación de Empresarios de Cataluña.

Desde el 1 de octubre, ha habido días en que se han marchado 25 empresas cada hora de Cataluña, según datos del Colegio de Registradores Mercantiles. "Si esto se extiende en el tiempo, puede cronificarse la paralización, y estaríamos en un escenario de empobrecimiento claro", explica Luis Suárez, decano de registradores de la propiedad de Barcelona.

"Los bancos han cambiado de sedes porque ha habido intentos de generar una situación de pánico"

Los dos grandes bancos catalanes, CaixaBank y Sabadell, fueron los primeros en trasladarse. Sabadell se fue a Alicante y el día que anunció su salida, sus acciones subieron un 6%. Por su parte, CaixaBank perdió más de 20.000 accionistas en los últimos meses y decidió trasladarse a Valencia, celebrando por primera vez en su historia un consejo de administración fuera de Cataluña. Con estas decisiones, la banca deja clara que su prioridad es seguir bajo el amparo del BCE.

En mitad de esta vorágine, el Gobierno de Mariano Rajoy aprueba un decreto para agilizar la movilidad de las sedes sociales de empresas. La Generalitat considera entonces que el Gobierno central presiona a las compañías para marcharse.

Jaime Malet, presidente de la Cámara de Comercio de EEUU en España, considera que "los bancos han cambiado de sedes porque ha habido intentos de generar una situación de pánico". Se refiere a la campaña de la Asamblea Nacional u Òmnium, por ejemplo, que instaban en Twitter a que los ciudadanos acudieran a los bancos a retirar su dinero. "Gracias a Dios, la población no se lo tomó en serio, porque sino (las instituciones independentistas) hubiesen creado un corralito en Cataluña", explica.

 

Toni Bolaño, periodista de La Razón, explica que el primer paso es la marcha de la sede social y luego la sede fiscal, "pero ¿quién nos dice que los servicios centrales no se van a ir a las ciudades que han elegido como nuevas sedes?". "Las empresas quieren seguridad, y ante la inseguridad buscan refugio y eso afecta a la economía", subraya.

De media, se han ido de Cataluña 100 empresas al día. El 19 de octubre fue el día más negro, con la salida de 262 compañías. Ese día acababa el plazo de los requerimientos de Rajoy a Puigdemont y se daba por hecho que habría declaración unilateral de independencia (DUI). El 27 de octubre, 140 empresas abandonaron la comunidad catalana mientras se está votando la DUI. La situación se relaja tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución y el día 30, la salida de empresas cae a la mitad.

Sin embargo, ha habido muchas personas críticas con la salida de empresas. El expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell les echó en cara que no hubieran avisado antes de que se irían: "¿No lo podíais haber dicho antes?".

Pese a esta salida masiva de empresas, Junqueras no ve un problema, y en un acto recordaba que "hay 260.000 empresas que no se han ido de Cataluña y siguen teniendo confianza en nuestra economía". Recordemos que los soberanistas siempre habían negado que las empresas se marcharían.

El presidente de la Cámara de Comercio de EEUU en España afirma que "no ha habido ningún país donde 2.000 empresas hayan cambiado de sede en menos de 20 días", mientras que el presidente de Foment del Treball, Joaquin Gay de Montellá, explica que "en dos años, vamos a llevarnos por delante dos generaciones de trabajo intenso que se ha hecho en Cataluña".

Seguro que te interesa

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.