CONVERSACIONES PARA DESENCALLAR LA INVESTIDURA

CONVERSACIONES PARA DESENCALLAR LA INVESTIDURA

La CUP se plantea que los diputados que trabajen con JxSí sean rotatorios

La portavoz de la CUP en el Parlament ha explicado que para garantizar la estabilidad, los dos diputados de su grupo que trabajarán bajo la dinámica de Junts pel Sí, rotarán. Por otro lado, Gabriel ha explicado que durante las conversaciones para desencallar la investidura del presidente de la Generalitat, alguno de los negociadores de JxSí les dijo que "un israelita vale más que diez palestinos".

La número dos de la CUP en el Parlament, Anna Gabriel
La número dos de la CUP en el Parlament, Anna Gabriel | EFE

La portavoz de la CUP en el Parlament, Anna Gabriel, ha afirmado que su formación se plantea la posibilidad de que los dos diputados de su grupo que trabajarán bajo la dinámica parlamentaria de Junts pel Sí (JxSí) para garantizar la estabilidad sean asignados de forma rotatoria.

Niega que se hablara de nombres concretos al abordar la cuestión de los dos diputados 'cuperos'

En una entrevista radiofónica, Gabriel ha negado que ella haya sido "la cara más beligerante contra el acuerdo" durante los tres meses de negociaciones entre JxSí y la CUP para conseguir desbloquear la investidura del presidente de la Generalitat, que finalmente ha descabalgado a Artur Mas.

También ha negado de que se hablara de nombres concretos al abordar la cuestión de los dos diputados 'cuperos' que dimitirán en virtud del acuerdo entre ambas formaciones políticas para reflejar la parte de autocrítica que realiza la CUP por el desarrollo de las negociaciones. Según Anna Gabriel, "el pasado viernes todo hacía prever que no habría president" porque no había una propuesta aceptada por ambas partes, y ha señalado que aunque el acuerdo fue alcanzado el sábado, cuando ella se encontraba fuera de Barcelona, estuvo en contacto permanente con los otros negociadores.

Sobre el debate de investidura, Gabriel ha explicado sobre el discurso del nuevo presidente catalán, Carles Puigdemont, que "en la primera parte echamos de menos" que se reflejara "el momento de excepcionalidad que estamos viviendo", mientras que en las réplicas "vimos un punto de ingenio y de sentido del humor" que a la CUP le gustó.

Con respecto a los dos diputados de la CUP que se incorporarán "a la dinámica parlamentaria de Junts pel Sí", tal y como se prevé en el acuerdo que desencalló la investidura para facilitar la estabilidad en el Parlament, Anna Gabriel ha matizado que no serán adscritos a este último grupo y que en absoluto significa que la CUP los pierda y que pase a tener sólo ocho diputados.

El objetivo, ha señalado, es garantizar la gobernabilidad y de facilitar a JxSí disponer de la mayoría suficiente como para poder gobernar, pero esto no implica que la CUP tenga que votar siempre todo lo que proponga la coalición de CDC y ERC, sino que únicamente lo hará en todo lo referente al acuerdo marco negociado. La portavoz del grupo de la CUP también ha querido dejar claro que su formación "no ha perdido la dignidad" con el acuerdo alcanzado con JxSí sino que "ha sido valiente" para encarar el reto de acordar la investidura y las bases de la nueva legislatura.

Gabriel afirma que en las negociaciones, JxSí dijo que "un israelita vale más que diez palestinos"

Con respecto al hasta ahora presidente del grupo de la CUP y cabeza de lista de esta formación en el Parlament, Antonio Baños, la misma portavoz no ha dicho si habrá o no un gesto por parte de su formación para pedirle que reconsidere su dimisión, y se ha limitado a indicar que esta cuestión será "puesta a consideración" de los órganos de dirección.

Anna Gabriel ha revelado que durante las conversaciones con Junts pel Sí (JxSí) para desencallar la investidura del presidente de la Generalitat, alguno de los negociadores de esta última formación les dijo que "un israelita vale más que diez palestinos".

Anna Gabriel ha explicado este episodio de las largas negociaciones llevadas a cabo durante los últimos tres meses entre JxSí y la CUP. La portavoz del grupo de la CUP no ha aclarado a cuál de los negociadores de Junts pel Sí se le puede atribuir la frase de que "la cabeza de un israelita vale más que la de diez palestinos", pero sí que ha recalcado que fue pronunciada durante las conversaciones.

Gabriel ha añadido que la CUP no se levantó de la mesa de negociación, a pesar de considerar la citada afirmación como muy ofensiva, y la ha enmarcado en uno de los momentos de tensión producidos entre ambas formaciones durante el período de negociación.

Según esta misma portavoz 'cupera', la CUP pidió grabar las conversaciones precisamente para que quedara constancia de ellas, una petición que finalmente fue desestimada por los negociadores de Junts pel Sí.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.