SE PREVÉ UNA LARGA REUNIÓN CON UN SISTEMA COMPLEJO DE VOTACIÓN

SE PREVÉ UNA LARGA REUNIÓN CON UN SISTEMA COMPLEJO DE VOTACIÓN

Así decidirá la CUP en su asamblea nacional si inviste a Mas como president

Al inicio de la reunión, a las 9:00, los miembros de la CUP decidirán si la votación será secreta o no. La primera votación contemplará cuatro escenarios (aceptar la propuesta de acuerdo de JxSí y facilitar la investidura de Mas, rechazar a Mas e insistir a JxSí para que proponga un candidato alternativo o se convoquen elecciones, rechazar la propuesta de acuerdo, pero facilitar que Mas sea investido o abstenerse en la investidura de Mas). En cada votación se eliminará la opción menos votada, a excepción de que una obtenga un respaldo mayor del 50%, lo que la dejaría directamente como la elegida.

Está previsto que la asamblea se inicie a las 9:00 de la mañana y, a medida que los inscritos lleguen a los puestos de acreditaciones, se les consultará si quieren o no votaciones secretas.

Para que las votaciones sean secretas deberán pedirlo un 25% de los participantes y esto comportará que sean instaladas 50 urnas, mientras que en caso contrario se votará a mano alzada y un equipo de voluntarios escrutará los votos con un sistema de contadores.

En la primera parte de la asamblea, los negociadores de la CUP que han participado en las conversaciones con JxSí expondrán los resultados de estos contactos con la lectura de sus informes.

A continuación, se ofrecerán unos 50 turnos de palabra, de los que 12 corresponderán a entidades que integran Crida Constituent, otros 26 a las organizaciones territoriales de la CUP, y el resto serán para los participantes que lo pidan y les toque por sorteo.

Al mediodía se producirá la primera ronda de las cuatro votaciones previstas para decidir qué deben hacer los diputados de la CUP, y para ello se repartirán papeletas a fin de que cada inscrito elija entre cuatro escenarios posibles.

Estos escenarios son: uno, aceptar la propuesta de acuerdo de JxSí y facilitar la investidura de Mas; dos, rechazar a Mas e insistir a JxSí para que proponga un candidato alternativo o se convoquen elecciones; tres, rechazar la propuesta de acuerdo, pero facilitar que Mas sea investido; y cuatro, abstenerse en la investidura de Mas e instar a JxSí a buscar otros apoyos o, de no obtenerlos, resignarse a que haya unas nuevas elecciones.

Dos de las opciones, por lo tanto, contemplan facilitar la investidura de Mas, y las otras dos asumen que, si no hay acuerdo antes del 10 de enero, se convocarían elecciones en marzo.

Por la tarde, después de un receso para comer, proseguirán las rondas de votación -en cada una se eliminará la opción menos votada- y, si antes de la tercera ya hay algún escenario que recabe más del 50% de los votos, se daría por finalizada la asamblea.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.