La cuestión está en la cantidad de fibra

La cuestión está en la cantidad de fibra

¿Qué diferencia hay entre el pan blanco, el integral y el de grano entero?

Con la explosión del mundo del pan, cada vez nos surgen más dudas a la hora de comprar esta o aquella hogaza. No te preocupes, te explicamos algunas de las diferencias entre el blanco, el integral y el de trigo entero.

¿Integral?, ¿blanco? Cada pan tiene lo suyo.
¿Integral?, ¿blanco? Cada pan tiene lo suyo. | Pexels

¿Engorda más el pan blanco que el pan integral? ¿Qué es eso del pan integral de grano entero? ¿Cuál debo comer y cuál no? Tranquilos, sabemos que la fiebre panarra puede haberos llenado de dudas. No os preocupéis, En Cocinatis, con la colaboración de la campaña Pan cada día os explicamos el 'who is who' de la barra de pan.

El pan blanco o común está elaborado con harina refinada que se obtiene a partir de la molienda del endospermo del grano de trigo, y que supone aproximadamente entre el 81% y el 84% del peso del cereal. De acuerdo con la reglamentación técnico-sanitaria, existen dos tipos, el pan bregado, de miga dura, español o candeal que es el obtenido mediante una elaboración en la que es indispensable el uso de cilindros refinadores y el pan de flama o miga blanda, que es el obtenido con una mayor proporción de agua que el pan bregado y que no precisa normalmente de refinados con cilindros.

El pan integral está elaborado, generalmente, con harina reconstituida. Es decir, se mezcla en la amasadora harina blanca, salvado y germen en las mismas proporciones en las que se encuentran en el grano, obteniendo una harina integral.

El pan integral de grano entero está elaborado con harina entera, es decir, obtenida por molturación del grano íntegro y, por lo tanto, contiene las tres partes del cereal (endospermo, germen y salvado).

Una vez expuestos los hechos, lo que tenemos son panes muy diferentes entre sí. Por un lado, el pan integral y el de grano entero, al tener más fibra que el pan blanco, fomentan una mayor sensación de saciedad. Existen, además, diversos estudios que han asociado el consumo habitual de cereales integrales y de grano entero con un menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, síndrome metabólico, diabetes de tipo 2, algunos tipos de cáncer, así como con una menor tasa de obesidad, efectos que son atribuidos a la composición de estos alimentos.

Respecto al valor calórico, los tres tipos de pan aportan, por cada 100 gramos, una cantidad de calorías similar: 261 kilocalorías en el caso del pan blanco frente a las 221 kilocalorías que contiene el pan integral y el pan de grano entero, recordando, eso sí, que estos dos últimos tienen un mayor valor nutricional al poseer más cantidad de fibra, vitaminas y minerales.

 

Javier Sánchez | @srjaviersanchez | Madrid | Actualizado el 23/06/2018 a las 12:57 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.