CUANDO EL DISEÑO SÍ IMPORTA

CUANDO EL DISEÑO SÍ IMPORTA

Siete marcas para dar un aire retro a tu cocina

Tú, que sabes ver la belleza que hay en un exprimidor, y que no pones reparos en gastarte unos euros más en exprimir tus naranjas en un artilugio de diseño, apunta estas marcas de electrodomésticos retro.

Hay pocas cosas más tristes en la vida que ser un rico atrapado en un cuerpo de pobre. Te gusta el diseño, vivir bien y tiendes a escoger, en la medida de tus posibilidades, parejas sexuales más atractivas que tú. A menudo a la hora de realizar cualquier compra uno de los requisitos que entran en juego muy por encima de otros es que sean bonitas. El diseño importa, aseguras, aunque tus amigos desprovistos del más mínimo atisbo de criterio estético te desprecien por tu superficialidad. Para ti, que te fascina todo aquello que tenga un aire retro sin rayar (qué difícil resulta) lo hortera, y que eres sensible a la belleza, esta selección de nuestras firmas predilectas de interiorismo para la cocina, desde electrodomésticos, grandes y pequeños, a accesorios de todo tipo.

1- Smeg

Se llama Smeg y suena a estantería de Ikea, pero en realidad son las siglas de Smalterie Metallurgiche Emiliane Guastalla, diseño auténticamente made in Italy desde 1948, lo que, tratándose de Italia, viene a querer decir que la compañía ha asistido a unos 200 cambios de gobierno y vicisitudes histórico-políticas de toda índole. Y ahí siguen, apoyando sin titubear a todos aquellos que, aun a riesgo de que nos tachen de superficiales, escogemos los electrodomésticos porque son bonitos. Ni más ni menos. La contención es la seña de identidad de Smeg: sus diseñadores huyen de la floritura y apuestan por la sobriedad pero se desmarcan con alguna sofisticación marca de la casa como su preciosa línea de electrodomésticos rosa bebé, que parecen recién salidos de la casa de Barbie.

2- Bodum

Es un clasicazo de las tiendas de diseño, y es un hecho que en España quedan apenas dos o tres profesionales liberales urbanitas anglófilos que no tienen al menos un par de Bodums en su casa. El logo de la firma es parte del diseño, y en sus múltiples cacharritos para el hogar (desde vasos térmicos a batidoras, juegos de café, tostadoras o cafeteras) los colores sólidos y llamativos se combinan con formas sobrias y redondeadas. Todo lo que sale de las dependencias de Bodum en Copenhague destila, desde su fundación en 1944, aires nórdicos por los cuatro costados, una combinación perfecta entre minimalismo y creatividad, eso que damos en llamar elegancia y que desgraciadamente sí se paga con dinero. Suyo es el término "French Press", que se ha popularizado para denominar a las cafeteras de émbolo en numerosos países.

3- Ascaso

Esta marca 100% made in Barcelona especializada en máquinas y complementos para café, tanto de uso industrial como casero, diseña y fabrica íntegramente toda su producción en la Ciudad Condal. Es un buen ejemplo del talento y creatividad propios, en manos de una compañía que ha decidido apostar por la producción local pese a la evidente tentación de sacarla fuera. Su equipo de diseñadores apuesta por piezas limpias, frescas, con 'feeling', mayoritariamente en acero inoxidable, aunque también optan por el color en algunas piezas.

4- KitchenAid

La primera batidora KitchenAid vio la luz hace casi 90 años y desde entonces la compañía estadounidense con base en Ohio ha ampliado su oferta y fabrica tanto pequeños electrodomésticos como lavavajillas y neveras, aunque sus línea de robots de cocina de flamante diseño retro ha ganado adeptos en los últimos años. Quienes sean muy pro de lo auténticamente vintage van a caer rendidos ante sus flamantes y aparatosísimos artilugios fabricados en los años 30 y van a soñar para siempre con poder colocar alguna de esas piezas ahí, en medio de su cocina, sobre su silestone blanco. Sus populares robots de cocina, que rondan los 700 €, van camino de convertirse en clásicos contemporáneos, y se han alzado como prácticamente únicos y dignísimos rivales de la Thermomix.

5- Klarstein

Esta firma alemana ha conseguido mucha fama gracias, al igual que KitchenAid, a sus robots de cocina de inspiración auténticamente retro. Pese a lo contenido de algunos productos, tiene varias líneas, como la de los robots, osadas, coloristas y de las que conviene no abusar si no queremos someter diariamente a nuestro cerebro a una explosión de colores y voluptuosas formas para la que, probablemente, no esté preparado.

6- Russell Hobbs

Hervidores, tostadoras, cafeteras, planchas y todo tipo de aparatos para cocinar es lo que nos ofrece esta marca cuyos diseños nos recuerdan mucho a los de la popular Bodum (marca estampada con enormes letras en muchos de sus diseños, al más puro estilo Desigual, incluida). Sobriedad y creatividad son las señas de identidad de todas sus piezas, algunas de las cuales parecen directamente extraídas del plató de Mad Men. Uno de sus diseños más populares en los últimos tiempos es su línea Mini, con tostadoras y cafeteras inspiradas en el diseño de este vehículo y el logo como elemento principal.

7- Alessi

Italianísima, carísima y deliciosa es esta firma italiana de objetos de decoración y cocina que puede vendernos un simple exprimidor a 170 € o un tostador a 200 €. El diseño se paga, argumentan, ya sea alguna de las piezas de líneas infantiles como su colección de maravillosos abridores o alguna de sus creaciones de pequeños electrodomésticos que aúnan diseño, vanguardia y tecnología, ¿o acaso hay alguien más en el mundo capaz de hacer que un simple exprimidor parezca la combinación perfecta entre un cacharrito de Apple y un platillo volante, una especie de Eva (la enamorada de Wall-E) capaz de destilar zumo de naranja? 

Laura Conde @LauraConde5 | Barcelona | Actualizado el 23/06/2018 a las 14:32 horas

Los mas vistos

Hogarmania

Paella Taj Mahal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.