Un estudio de la Universidad de Chicago establece cuáles son las profesiones más o menos satisfactorias para los trabajadores. Entre las profesiones peor valoradas están las de camarero, techador y trabajador de la construcción, mientras que entre las mejor valoradas se encuentran las de fisioterapeuta, bombero o director de un colegio.

'Espejo Público' ha hablado con un trabajador que se ha dedicado a la hostelería y ha trabajado también como encofrador. Asegura que se rata de profesiones muy duras y mal pagadas "en la que uno apenas puede estar con su familia".

Rafel Vicetto es fisioterapeuta y reconoce que cuando empezó con este trabajo no imaginaba que "le reportaría tanta satisfacción al poder mejorar la calidad de la vida de muchas personas". "El día a día a veces es muy duro pero el objetivo es mejorar el día a día de las personas", expone.

Vuelve a ver toda la información sobre esta noticia en Atresplayer.