Juan Carlos Quer quiso estar presente en el juicio para testimoniar la presencia de su hija. La sala vivió momentos de tensión cuando el juez le pidió a Quer que se sentara. El padre de Diana ha explicado que tuvo ese gesto de permanecer en pie para dejar testimonio de que su hija estuvo allí.

Ni si quiera 'el chicle' mencionó su nombre y se refirió a Diana como 'la chica de Madrid'. "El peor escenario de una película de terror es imaginar lo que tuvo que pasar mi hija con este individuo", lamenta.

La Fiscalía ha intentado acreditar que solo hubo una intencionalidad detrás del asalto de Boiro porque mantuvo exactamente los mismos patrones que en el caso de Diana y por eso la jueza de instrucción ha conectado ambos casos. Los patrones de conducta de buscar un lugar oculto, buscar un lugar donde la víctima no tenga capacidad de reacción, intentar aislarla o llevar cinta adhesiva y bridas son comunes en ambos casos.

Asegura que tiene serenidad para enfrentar el juicio por el crimen de su hija. "Voy a intentar que la causa de Diana termine con una condena a la altura de la gravedad del delito que este individuo ha podido cometer y también para que se evidencie ante la sociedad que hay determinado perfil de individuos que no están en en condiciones de vivir en libertad con el resto de los ciudadanos", señala.

Juan Carlos felicitó a la víctima de Boiro "por la extraordinaria valentía con la que a pesar de todas las secuelas enfrentó su declaración". Juan Carlos mantiene su lucha para conseguir que se instaure la prisión permanente revisable. "Cada paso que damos para derogar esta ley es una sonrisa de su hija", señala.