Cuando la Policía le pidió que se identificara el sujeto mostró estar desorientado. Dijo llamarse Rafel, Sergio e incluso Noemi. Asimismo, en un momento dado llega a decir que es un extraterrestre.

El varón dio negativo en el test de drogas y al realizarle un reconocimiento general en el hospital descubrieron que tenía el pene diseccionado, anudado con cordones de zapato y gomas de pelo por lo que tuvo que ser operado inmediatamente.