Publicidad

Enfrentamiento entre CCOO y COAG

El sector agrario denuncia que la subida del salario mínimo interprofesional "es inasumible"

Unai Sordo, secretario general de CCOO, y Eduardo López, responsable relaciones laborales COAG, han estado en Espejo Público para hablar sobre la subida del salario mínimo interprofesional. Desde COAG creen que es "inasumible" la subida del SMI y en cambio CCOO defiende los "sueldos dignos".

Ante la subida del salario mínimo interprofesional, Unai Sordo, secretario general de CCOO, cree que el problema es que España tiene dificultad en la estructura de los precios en el campo. "El SMI no puede estar determinado por sectores muy mal organizadas como se está hablando del sector agrario. España necesita un SMI digno", afirma. Según su criterio, gran parte de las explotaciones agrarias son víctimas de un modelo que les condena a recibir "precios de miseria" y les deja apenas sin márgenes.

Por su parte, Eduardo López, responsable de relaciones laborales COAG, considera que los sectores agrarios están haciendo grandes esfuerzos de inversión y organización en cooperativa para tener una agricultura libre, eficaz y limpia, pero señala, "Europa nos somete a una presión de las grandes cadenas con la falacia y la presión e incluso amenaza de que si no lo vendes al precio que marcan lo compran de otros países". Cree que no puede ser que vía decreto se suba el SMI y que sin embargo, no se les establezca un precio que garantice los costes de producción y una renta dinámica a los productores.

Unai Sordo no cree que estemos en un libre mercado, "estamos en un mercado absolutamente mediatizado por la situación de poder que tienen las grandes cadenas distribuidoras y que están sometiendo al campo a unos precios que no permiten. Apunta que habrá que establecer tratados de libre comercio con determinados condicionantes y también reconfigurar el modelo de desarrollo "que afecta de forma importante al campo" y que está haciendo que los pequeños productores se organicen mejor.

Eduardo López: "Si a mi las instituciones europeas y españolas me blindan el mercado europeo con preferencias comunitarias de las producciones que nosotros hacemos y nos permiten establecer unos precios razonables, no tenemos dificultad en subir el salario a 1200 o 1300 euros, pero blindando el mercado. Pero ahora el mercado no tiene ningún tipo de control y te someten a competir con salarios tercermundistas y precios tercermundistas, y en estas condiciones se perderá empleo". Unai Sordo finaliza diciendo que las empresas van a seguir contratando en la medida en que les sea rentable.

Puedes volver a ver toda la información sobre esta noticia en Atresplayer.