Este jueves ha visitado el plató de Espejo Público Mari Paz Ramos, la hermana de Elena Ramos, que lucha por la herencia que le corresponde a su familia.

Elena ganó la lotería hace 10 años gracias a un boleto que compró a medias con su marido. La pareja fue premiada con 10 millones de euros y 6.000 euros al mes durante 25 años. Este boleto, a su vez, estaba comprado junto con otra persona.

Elena falleció al año siguiente. Estaba casada en régimen de gananciales por lo que le correspondía 3.750.000 de euros. Así lo estableció la ONCE, y más tarde, un juzgado lo certificó.

De todo ese dinero, la familia de Elena no ha recibido ni un céntimo de euro. Su marido, a través de reintegros y transferencias, hizo todo lo posible por gastarse el dinero y no dar la parte que le correspondía a la familia de su esposa. Al no tener hijos, la herencia le correspondía a la madre.

La familia de Elena se querelló contra el marido por presunto alzamiento de bienes. "Al dolor de la muerte de mi hermana, se suma la impotencia y la desgana", lamenta Mari Paz. "No sabemos que ha hecho mi cuñado con el dinero. Deberían responder los bancos y los juzgados", explica.

Elena, además, ha reconocido que cuando a su hermana y a su cuñado les tocó la fortuna, él hizo todo lo posible por aislarle de ellas.

Eva Berjano, abogada de Elena, explica que en estos 10 años, el juzgado no ha solucionado nada. Ahora, el caso lo lleva el Tribunal Supremo.

Te puede interesar:

El padre de Neymar asegura que la modelo que acusa a su hijo de violación grabó el vídeo para tenderle una trampa