La situación en la Comunidad Valenciana y la región de Murcia continúa preocupando debido a las lluvias torrenciales. Desde Espejo Público hemos hablado con la alcaldesa de Archena, Patricia Fernández, quien asegura que los destrozos materiales son múltiples y que se encuentran en una situación crítica puesto que ya han caído más de dos cientos litros por metro cuadrado en el municipio.

Fernández destaca el rescate de 100 personas de 50 hogares distintos. Afirma que la situación está controlada pero que necesitarán ayuda externa cuando termine el temporal para recuperar la normalidad en el municipio.

Por otra parte, también desde Espejo Público hablamos con el alcalde de Ontinyent, una de las zonas más afectadas de Valencia, Jorge Rodríguez Gramage. Quien asegura que las lluvias no han parado que sigue lloviendo con fuerza y aconseja a todos los vecinos que no salgan de sus casas a no ser que sea necesario.

Gramage explica que tienen la situación también controlada ya que desde el primer momento activaron el plan anti inundaciones y que continuarán en alerta hasta que finalice el temporal.

Tienen a todos sus efectivos trabajando y asegura que por el momento no es necesaria ayuda externa pero que al igual que en el municipio de Archena, necesitarán ayuda en cuanto termine el temporal para poder recuperar la normalidad.

El Ayuntamiento de Ontinyent solicitará la declaración de zona catastrófica por el "histórico" episodio de lluvias registrado este jueves, que hasta ahora "ha dejado ya más de 400 litros de agua por metro cuadrado, las mayores precipitaciones desde que se tienen datos". "Hemos hecho frente a un temporal de lluvia nunca vivido en Ontinyent y, afortunadamente, no hay que lamentar ninguna desgracia personal. La ciudad ha respondido al desafío con una serenidad y un civismo que hay que destacar", ha subrayado el alcalde, Jorge Rodríguez