Dos de los seis detenidos acusados de violar a una chica en Bilbao ya están en prisión. Los otros cuatro detenidos han sido puestos en libertad con cargos y con la condición de presentarse todos los días en dependencias judiciales. La joven denunció una violación en el parque Etxebarría, en Bilbao. La víctima ha reconocido a los presuntos agresores gracias a un tatuaje que uno de ellos llevaba en el cuello.

La noticia de la puesta en libertad de los presuntos agresores no ha sido bien recibida por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Bilbao. "Tenemos que educar a la sociedad en el respeto e igualdad para que los violadores no se sientan con derecho a agredirnos", afirma Alai, la portavoz de esta federación e insiste en que "el camino pasa porque la sociedad aísle a los agresores".