En los últimos días hemos vivido visitas a cuarteles de la guardia civil e intercambio de denuncias entre Diana López Pinel y Juan Carlos Quer. El pasado fin de semana la madre de Diana Quer denunció de nuevo a su marido y el juzgado de Padrón se inhibió porque la mayor los hechos relatados se habían producido en Madrid.

Diana López Pinel ha manifestado en múltiples ocasiones su preocupación por el estado de su hija Valeria. Asimismo, la madre de Diana ha narrado la mala relación que mantiene con el padre de sus hijas: "Es una persona que solo quiere acercarse a mí en actos oficiales para dar una imagen pública de cara a la galería, es imposible tener acercamiento o complicidad hacia mi hija. Estaba más preocupado por los medios de comunicación que por la desaparición de Diana", declaraba.

Por su parte, el padre de Diana asegura que no tiene conocimiento de nuevas denuncias hacia su hija. "De ser cierto sería la décima denuncia que sufro. Ocho ya han sido archivadas". Señalaba además que "nada ni nadie" le hará cambiar su prioridad: "Luchar por la condena para un ser inhumano que asesinó a Diana y continuar apoyando a mi hija Valeria en el proceso de recuperación".