IMPORTANTE PARA LA SALUD

Estas son las lesiones bucales más graves que puedes tener si fumas

El tabaquismo es un hábito extremadamente perjudicial para la salud que continúa estando muy extendido en la población en general. En el artículo de hoy, os explicamos lo que dice un experto sobre cómo el hecho de fumar daña nuestra salud bucal.

Publicidad

Cada vez más, hay más concienciación sobre lo perjudicial que es el tabaquismo para la población. De hecho, el Ayuntamiento de la ciudad italiana de Turín ha aprobado, recientemente, un nuevo reglamento que prohíbe fumar o vapear en espacios al aire libre a menos de cinco metros de distancia de otras personas sin su consentimiento, así como en presencia de niños y mujeres embarazadas.

Fumar tiene muchos efectos negativos para nuestra salud bucal. Usar tabaco y cigarrillos electrónicos lastima a todo el cuerpo, incluida la boca. Es uno de los mayores factores de riesgo de enfermedad de las encías. Los signos indicadores del uso de tabaco incluyen la retracción de las encías, mal aliento crónico y dientes manchados o flojos.

Pero el problema más grave, tal y como dice el Dr. Fernando Soria, maestro en odontología reconstructiva y una eminencia en periodoncia e implantología sobre cómo el tabaco afecta la salud bucodental, es "la leucoplasia, enfermedad preneoplásica que puede evolucionar a cáncer oral".

Radiografía bucal
Radiografía bucal | Pexels

¿Cómo afecta el fumar en la salud bucodental?

La cavidad oral es especialmente vulnerable a los efectos del tabaco. El hábito de fumar se relaciona con una larga lista de enfermedades: halitosis, decoloración dental, enfermedad periodontal, cicatrización lenta y cáncer oral son algunas de las principales consecuencias de los cigarrillos en la salud bucodental.

Existe evidencia científica que confirma la relación entre el tabaco y la periodontitis. Los fumadores tienen un riesgo de 5 a 20 veces mayor que los no fumadores de padecer enfermedad periodontal (enfermedad de las encías).

Otro de los problemas del tabaco es que afecta la capacidad de regenerar el tejido dañado. La lesión en boca de mayor riesgo que puede causar el tabaquismo es la leucoplasia, enfermedad preneoplásica que puede evolucionar a cáncer oral.

Cuidado de los dientes
Cuidado de los dientes | NovaMás

Los problemas dentales

Tal y como cuenta el Dr. Soria, las personas que fuman tienen una alta incidencia en tener problemas como las caries, la Gingivitis (afecta a las encías) o Periodontitis (si no es tratada la gingivitis, puede afectar al tejido óseo de debajo de la encía.

Pero "el mayor riesgo al que está expuesto el paciente fumador es que estas enfermedades de las encías no causan dolor. Es una enfermedad destructiva crónica, que avanza lentamente y pasa desapercibida por el paciente", explica el doctor.

Es por eso que es importante asistir a todas las revisiones dentales para evitar más daños, siendo peores la pérdida de sus piezas dentales, de manera total o parcial.

Dentista
Dentista | Pexels

¿Es posible recuperar la salud bucodental perdida durante los años de fumador?

"Si un paciente fumador deja este hábito, la revascularización de las encías y la respuesta del sistema inmunitario frente a las bacterias de la boca volverá a su normalidad, similar a un paciente no fumador", afirma el doctor.

A partir de aquí será importante evaluar cuáles son las secuelas que dejó el hábito tabáquico, qué daño ocasionó a los tejidos duros de la boca (caries) y cómo afectó a las encías y al tejido óseo que sostiene a las piezas dentales. Las más problemáticas son las últimas, pero se pueden arreglar.

De hecho, los fumadores y exfumadores pueden ser candidatos a colocarse implantes dentales. Eso sí, deben tener en cuenta que la capacidad de defensa de los tejidos que rodean a los implantes dentales, es inferior a la de las propias piezas dentales, y en el paciente fumador aún más.

Novamas» Vida

Publicidad