NovaMás » Vida

COMO NUEVOS

Cómo limpiar tu calzado sin meterlo en la lavadora

Porque no es lo mismo limpiar unas deportivas, que un calzado de terciopelo.

Cada zapato se debe limpiar de una forma distinta.

iStock Cada zapato se debe limpiar de una forma distinta.

Publicidad

Nos encanta estrenar calzado. El día que llevamos zapatos nuevos estamos constantemente pendientes de que se mantengan impolutos y como recién salidos de la caja. En casa, intentamos mantenerlos bien el máximo tiempo posible y los cuidamos para que luzcan como el primer día. Sin embargo, con el tiempo es imposible evitar las rozaduras y que la suciedad se vaya acumulando.

El problema está en que el calzado no se limpia tan fácilmente como la ropa, no basta con meterlo en la lavadora y esperar a que salga limpio. De hecho, hay detractores y amantes de usar la lavadora para limpiar el calzado, ya que, lo que para unos puede ser una solución rápida y fácil, para otros significa arruinar sus zapatos favoritos.

Si eres de los que piensa que la lavadora es el peor enemigo de los zapatos, estos trucos sobre cómo limpiar el calzado sin lavadora, y que queden perfectos, te interesan, y mucho.

Zapatos blancos

El mayor problema para eliminar la suciedad se encuentra en los zapatos blancos, ya que es en los que más se ve y los que más rápido se ensucian. Para que queden perfectos puedes usar una de estas tres mezclas milagrosas:

  • Agua y jabón neutro
  • Agua y 1 cucharada de jabón de lavavajillas
  • Una mezcla a partes iguales de agua, vinagre blanco y bicarbonato.

Cuando tengas lista una de estas tres combinaciones, frota el preparado en los zapatos con la ayuda de un cepillo de dientes, aclara con agua y deja que se sequen al aire.

Luego, golpea las suelas para eliminar los restos de producto y acaba de sacarlos del zapato con un cepillo.

Recuerda que en el caso que sean zapatos blancos de cuero, solo puedes usar productos específicos para este material.

Limpiar zapato blanco
Limpiar zapato blanco | iStock

Deportivas

Este tipo de zapato es el que más se ensucia porque lo acabamos usando para todo tipo de actividades, aunque no implican expresamente el deporte. Para muchos son el calzado más cómodo y versátil para el día a día. Si quieres lucir tus deportivas como nuevas:

  • Retira el barro frotando el zapato en seco con un cepillo, también la suela.
  • Sumerge los zapatos en agua tibia y jabón neutro, y frota con un cepillo de cerdas finas.
  • Seca las zapatillas al aire y no las pongas sobre ningún aparato de calor para que no se deformen. Los cordones, puedes meterlos en la lavadora.

Terciopelo

Un truco facilísimo para eliminar las manchas de los zapatos de este material es ponerles polvos de talco si la mancha es fresca, como hacemos con la ropa.

  • Deja actuar el polvo de talco durante un día.
  • Luego, limpia el zapato con agua fría, jabón neutro y frota con un cepillo suave.
  • Deja que se sequen al aire.

Sobre todo, no uses agua caliente, ya que podría estropear el terciopelo.

Esparto y fibras naturales

Estos materiales, que se utilizan mucho para el calzado veraniego, requieren de cuidados especiales para mantenerse en buen estado:

  • En este caso, utiliza también los polvos de talco sobre las manchas y frota con un cepillo.
  • Para el interior, utiliza un trapo de microfibras.
  • Humedece un cepillo con agua y jabón neutro (nunca sumerjas el zapato en agua) y frota por la zona de la loneta.
  • Elimina con el trapo de microfibras los restos de jabón que hayan quedado y deja que se sequen sin que les dé la luz solar.

Cada zapato necesita una limpieza y un mantenimiento específico en función del tipo de material, así que, ante cualquier duda, la mejor idea es consultar con el vendedor o con un especialista.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Trucos para mantener tu lavadora y secadora siempre nuevas.

Publicidad