Novamas » Vida

LIMPIEZA DEL HOGAR

Cómo limpiar la alfombra en seco y en casa

Limpia y desinfecta las alfombras de casa utilizando este truco con productos naturales.

Hyliacom

Publicidad

Las alfombras son, quizás, uno de los elementos de la casa más difíciles de limpiar. Sin importar si son grandes o pequeñas, no podemos meterlas a la lavadora como a cualquier otra prenda del hogar por mucho que estén compuestas de tejidos similares. Por mucho que las aspiremos, siempre habrá bacterias que resistirán y malos olores que no podremos evitar con el uso de la aspiradora, por no hablar del polvo que siempre quedará entre los huecos de la tela, aunque las sacudamos con frecuencia. La solución por la que se suele optar es llevarlas a una tintorería, pero te ofrecemos un truco mucho más barato y fácil, puesto que se puede realizar cómodamente en casa. En el vídeo encontrarás todos los detalles para hacerlo paso a paso.

Este truco consiste en utilizar sal y bicarbonato. Puede parecer sorprendente, pero lo cierto es que la sal marina desinfecta y es perfecta para limpiar nuestras alfombras de manchas, polvo y bacterias. El bicarbonato, por su parte, también limpia y desinfecta y será este el que elimine los malos olores que surgen, por ejemplo, de la convivencia con animales, sin dañar los tejidos.

Es tan sencillo como mezclar bien estos dos productos en un bol y esparcirlos por la alfombra de manera uniforme. Deja actuar durante una hora la mezcla sobre tu alfombra si simplemente quieres desinfectarla y limpiarla de suciedad. Sin embargo, si lo que te interesa es eliminar un mal olor, deberás dejar actuar los productos durante tres horas. Tras haber esperado el tiempo suficiente según tus objetivos, retira la sal y el bicarbonato con la aspiradora y el resultado será una alfombra perfectamente limpia.

La frecuencia con la que se debe limpiar una alfombra varía según el tejido del que se compone, según los especialistas en la venta y limpieza de alfombras. Esta página recomienda aspirar la alfombra mínimo una vez a la semana con una aspiradora potente y, a ser posible, con filtro de agua para retener las partículas más pequeñas. La limpieza en profundidad, sin embargo, es recomendable hacerla una vez al año, preferiblemente al final del verano.

Limpiar la alfombra periódicamente no solo será mejor para la higiene de nuestra casa, sino que también alargará la vida de nuestra alfombra.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Publicidad