Encontrar el vaquero que nos queda perfecto no suele ser tarea fácil. Y a veces coincide que aquel que encontramos y nos encanta, tiene una pega: acentúa esa zona inferior del cuerpo femenino tan llamativa. Esa que no es el culo.

El "camel toe", o más tímidamente llamado "cuando se marca el tiro del pantalón" (y de muchas y gráficas maneras más), es un síntoma de llevar leggins o pantalones demasiado ajustados para tu grasa corporal, o se debe a la genética heredada, o incluso a no llevar la ropa interior adecuada. Sea como sea, no tienes que preocuparte, porque en unos segundos de vídeo te damos el truco clave para que no te pase más.

A veces decidimos comprar esos pantalones o leggins que nos quedan de escándalo, pero al llevarlos puestos, marca bastante la "flor" de nuestro cuerpo. Entonces la cosa cambia y es normal que muchas veces se nos quiten las ganas de usarlos porque estética y socialmente, se suele concebir con rechazo.

No pasa nada si veces se te marca el "monedero", es algo normal que a todas nos ocurre en momentos de la vida. Por eso en Nova Life te enseñamos en este tutorial en vídeo, el truco para que, en esos momentos en los que no te apetezca nada que se te marque el tiro de los pantalones (porque no quieres aguantar comentarios, aunque sean graciosos y no te ofendan, o porque te moleste el tiro y sea incómodo, o por lo que sea), lo puedas aplicar y salir a la calle con todo en orden.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El truco para evitar que la cremallera del pantalón se te baje

El pantalón que necesitas según tu cuerpo

Cómo lograr que tus pantalones viejos se ajusten a tu nueva talla