Instagram ha creado dos nuevas funciones para su sección de comentarios que pretenden luchar contra el 'bullying' en la red social, advirtiendo, con una de ellas, en contra de que los usuarios hagan comentarios ofensivos a otros, y restringiendo, con la otra, los comentarios dañinos que se reciban, de tal forma que sólo lo pueda ver el que lo publique.

Instagram ha explicado en un comunicado que estas nuevas herramientas se basan en entender cómo las personas se acosan las unas a las otras y cómo responden al 'bullying' en la red social, a través de herramientas de Inteligencia Artificial (IA).

El director de Instagram, Adam Mosseri, asegura que la IA "es especialmente crucial en los jóvenes ya que son menos propensos a informar del 'bullying' que se hace a través de la red incluso cuando son ellos los que más lo experimentan". Para ello, se incorporan estas dos nuevas funciones que pretenden acabar con el 'bullying' en Instagram.

La primera consiste en evitar los comentarios ofensivos en la publicación de otro usuario. Así, si una persona va a realizar un comentario como "eres feo y estúpido", en la aplicación aparecerá un mensaje que indique "¿estás seguro que quieres publicar esto?".

Mosseri asegura que en la fase de prueba se han dado cuenta de que "esto anima a algunas personas a deshacer su comentario y compartir algo menos dañino una vez han tenido la oportunidad de reflexionar". La herramienta funciona con inteligencia artificial y ya está disponible.

La segunda opción todavía no se ha lanzado y aseguran que pronto se encontrará en la fase de pruebas. Ha sido denominada 'Restringir' y consiste en que el usuario puede evitar que los comentarios de la persona que le esté haciendo 'bullying' aparezcan en su publicación sin necesidad de notificar a nadie, de manera que solo pueda verlos su autor.

Mosseri afirma que esta nueva posibilidad nace a partir de que "hemos oído de jóvenes en nuestra comunidad son reticentes a bloquear, dejar de seguir o informar sobre su 'abusón' porque podría intensificar la situación, especialmente si interactúan con su 'abusón' en la vida real".

De esta forma, si se restringe a una persona, el usuario no podrá ver los comentarios que le deje en su publicación, sólo podrán ser vistos por la propia persona que los realiza. Esta acción se podrá revertir en cualquier momento, aprobando sus comentarios.

Además, esta herramienta impide que la persona restringida vea cuando el usuario está activo en Instagram y cuando ha leído sus mensajes directos.