Facebook va a empezar a prohibir en sus plataformas de medios sociales elogios, apoyo y representación del nacionalismo, el separatismo o supremacismo, en un esfuerzo por acabar con el discurso del odio. "Hoy anunciamos una prohibición de los mensajes de alabanza, apoyo y representación del nacionalismo y separatismo blancos en Facebook e Instagram, que empezaremos a aplicar la próxima semana", informó la red social más usada del mundo en un comunicado.

Según la empresa estadounidense, "está claro que estos conceptos están fuertemente vinculados a grupos de odio organizados y no tienen lugar en nuestros servicios. Nuestras políticas siempre han prohibido el odio a personas en base a características como la raza, etnia o religión, lo que siempre ha incluido el supremacismo blanco".

Facebook ha reforzado sus equipos de monitoreo de contenido y ha eliminado páginas de eventos que se utilizaron para promover y organizar mítines por parte de grupos supremacistas. Anteriormente, la compañía permitió cierto contenido nacionalista que no consideraba racista, pero ahora ha decidido cambiar de rumbo.

La compañía que dirige Mark Zuckerberg explicó que en un primer momento no aplicó el mismo criterio al nacionalismo y separatismo blancos porque tenían en mente "conceptos más amplios de nacionalismo y separatismo como el orgullo nacional estadounidense y el separatismo vasco, que son una parte importante de la identidad de las personas".

El nacionalismo blanco es una ideología que entiende que existe una identidad nacional propia de la raza y que los blancos deben asegurar la supervivencia de la misma en sus países, mientras que el separatismo blanco aboga por mantener a esta población separada del resto de razas, sin que ello implique dominación.

El supremacismo blanco (algo que sí que estaba ya prohibido en Facebook), por otro lado, defiende que los blancos son superiores a las personas de otras razas y que por ello deben ejercer una posición de dominio sobre el resto. "De ahora en adelante, la gente todavía podrá demostrar orgullo de su pertenencia étnica, pero no toleraremos alabanzas o apoyo al nacionalismo y separatismo blancos", aseguraron desde la empresa con sede en Menlo Park (California, EEUU).

Facebook dijo que también va a comenzar a conectar personas en búsqueda de términos asociados con la supremacía a una organización llamada 'Vida después del odio', enfocada en ayudar a las personas que abandonan los grupos de odio.