Publicidad

Virus

Alertan de un nuevo virus que se hace pasar por Google Chrome y secuestra tus datos bancarios

Se trata de un nuevo virus que combina sofisticadas técnicas de phishing que afecta a los usuarios de Android y roba los datos bancarios.

Un nuevo virus informático afecta directamente a los usuarios de Android. Según han publicado diferentes portales especializados, este nuevo 'malware' pide a los usuarios que se descarguen una nueva versión de Google Chrome y de esta forma accede a los datos bancarios a través de la app del banco instalada en el teléfono.

Al menos 100.000 personas que utilizan el sistema operativo Android han recibido un SMS en el que se informa de que el paquete que supuestamente están esperando ya está de camino. Con el mensaje, se facilita un enlace en el que los usuarios pueden acceder para ver los detalles del pedido, así como supuestamente modificar la fecha y la hora de entrega del mismo.

Sin embargo, nada más hacer click en el enlace, este redirecciona a otra página en la que se recomienda una actualización de Google Chrome para poder acceder a los detalles del pedido ya que, al parecer, la aplicación del teléfono está desactualizada. En ese momento es cuando se pide un pequeño pago de un euro para poder descargar correctamente la aplicación.

Al introducir los datos, los hackers ya pueden acceder a la aplicación bancaria instalada en el teléfono y acceder a todos los datos. Desde el portal tecnológico 'Pradeo' advierten de que se trata de la combinación de sofisticadas técnicas de phishing ya que combina varias de las estafas más comunes. De hecho, este virus funciona de forma similar a la estafa de hace unos meses en la que, a través de un mensaje de texto, se informaba de un supuesto paquete que el receptor del SMS estaba esperando.

Este nuevo virus, además, accede también a los contactos y envía de forma sistemática el mismo mensaje a otros teléfonos de la agenda para intentar captar a más víctimas.

Los expertos en ciberseguridad advierten de que hay que sospechar de cualquier mensaje que no provenga de un organismo oficial y de que se debe estar especialmente atento cuando, tras acceder a un enlace, este pide un pago simbólico para que el teléfono tenga operativas todas las funcionalidades o pide datos personales.

Publicidad