José Luis Vigil, uno de los heridos en el accidente provocado por el kamikaze de Asturias, relata cómo vivió el suceso. Afirma que ellos iban "sobre 80-90" cuando colisionaron con el otro conductor, que circulaba a 200 kilómetros por hora.

Su mujer está ingresada en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) "porque tiene rotura de bastantes costillas". Explica que "para prevenir un neumotórax, está en observación". A su vez, Vigil, se quedó "atrapado, con los pies debajo de los pedales".

El siniestro ocurrió en la autovía del Cantábrico a la altura de Avilés y el kamikaze falleció en el accidente.