Los miembros de la 'manada' de Murcia han tenido que ser trasladados al Hospital Virgen de la Arrixaca después de recibir una brutal paliza por parte de un grupo de presos.

Según relata el medio 'La Opinión de Murcia', la paliza tuvo lugar en la cárcel de Sangonera, donde suelen ingresar quienes están en prisión preventiva.

Los hechos ocurrieron este lunes, cuando los miembros de la 'manada' de Murcia pasaban por un espacio sin cámaras cuando regresaban del patio. Según declaraciones de testigos recogidas por el mismo medio, muchos presos se apelotonaron "en un remolino" para acorralar a los presuntos violadores y comenzaron a agredirles.

Cuando los funcionarios acudieron a dispersar la pelea, tuvieron que llevarles al hospital porque estaban malheridos.

Después de volver a la prisión, han pasado a un régimen especial en el que tienen la categoría de 'refugiados', donde les han cambiado de módulo y están "protegidos" para no sufrir más ataques de otros internos.