VIVÍA EN CONDICIONES INFRAHUMANAS

VIVÍA EN CONDICIONES INFRAHUMANAS

La Policía libera a un joven que llevaba dos años encerrado por su padre en Madrid

Los agentes han hallado al joven en estado de desnutrición, deshidratación y desorientación, tras presuntamente sufrir durante su cautiverio maltrato físico y psicológico.

La Policía Nacional y la Guardia Civil han liberado en Rivas Vaciamadrid (Madrid) a un joven de 19 años al que su padre mantenía encerrado en el domicilio familiar desde hacía dos años y que ha sido detenido. El juez le ha dejado en libertad.

El Juzgado Mixto número 3 de Arganda del Rey ha acordado la puesta en libertad sin medidas cautelares del hombre, que, según los investigadores, tenía problemas de convivencia vecinales debido a extrañas obsesiones y una posible enfermedad mental.

Los agentes han hallado al joven en estado de desnutrición, deshidratación y desorientación, tras presuntamente sufrir durante su cautiverio maltrato físico y psicológico, informan ambos cuerpos. La víctima logró alertar a los agentes enviando un e-mail relatando su situación a atencionfamiliaymujer@policia.es.

El joven facilitó un correo y teléfono de contacto de su hermana, quien confirmó los hechos y la situación de peligro a los investigadores. Los agentes establecieron una actuación coordinada e inmediata para finalizar dicha situación, tras solicitar un mandamiento judicial de entrada en el domicilio al Juzgado de Instrucción de Arganda del Rey (Madrid).

Cuando accedieron a la casa comprobaron la detención ilegal y que la víctima presentaba un cuadro de extrema delgadez, desorientación y secuelas físicas que, según manifestó a los policías, eran consecuencia de las palizas que había recibido por parte de su progenitor.

El joven ha sido atendido por los servicios médicos en el propio domicilio a requerimiento de los agentes. El padre de la víctima, quien respondió de forma violenta a la actuación policial, fue arrestado. El joven llevaba incluso más de catorce meses sin salir ni siquiera al rellano de su casa. La casa en la que el joven se encontraba retenido estaba protegida con rejas, aluminios y maderas que impedían que en ningún momento pudiese salir al exterior.

Según se desprende de la declaración del liberado, su progenitor le propinaba fuertes palizas que se sucedían a diario, apenas le proporcionaba alimento para subsistir, le limitaba el acceso al agua potable y le obligaba a permanecer todo el día en el mismo habitáculo de la casa.

Además, todas las estancias de la vivienda se encontraban repletas de objetos inservibles, muebles rotos y bolsas de basura, hasta el punto de que el elevado volumen de basura acumulada llegaba a dificultar el tránsito por pasillos y habitaciones. Por otro lado, el hombre arrestado tenía también problemas de convivencia vecinales debido a extrañas obsesiones y una posible enfermedad mental, creyendo que sus vecinos le envenenaban el agua y le producían radiaciones peligrosas, sintiéndose además perseguido por la mafia rusa.

Han participado en la operación agentes de la UFAM (Unidad de Atención a la Familia y Mujer) de la Policía Nacional, así como componentes de Policía Judicial de la Guardia Civil de Rivas Vaciamadrid y de la Policía Local.

EFE | Madrid | 06/07/2016

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.