Probadores en una tienda de ropa

Publicidad

Trifulca

Una pelea en los probadores de una tienda de Zara acaba con 3 mujeres en el hospital de Pontevedra

Las rebajas de verano se han adelantado en varios establecimientos y en esta tienda de Zara de Pontevedra estaban varias clientas probándose ropa. Una clienta quiso entrar en el probador con más prendas de las permitidas en este período de prevención frente al coronavirus y una dependienta le avisó. Ahí comenzó una trifulca entre varias mujeres a golpes y bofetadas. Tres mujeres acabaron en Urgencias.

En resumen

  • Una clienta quiso entrar con más prendas de las permitidas al probador
  • La dependienta le recriminó y la clienta le lanzó a la cara la ropa
  • Varios clientes se enzarzaron a golpes y bofetadas

Estupefactos se quedaron los clientes que se encontraban en ese momento en una tienda de ropa de Zara del centro de Pontevedra. Iniciado el período de rebajas, el establecimiento acogía a varios clientes.

El enfrentamiento se produjo cuando una mujer de unos 30 años trató de entrar en el probador con 6 prendas. Desde que esta tienda de ropa reabrió sus puertas tras el confinamiento por el coronavirus, la política del grupo Inditex es que tan solo se puede pasar con 4 prendas de ropa al probador. La dependienta que controlaba el acceso al probador le comunicó a la joven que tenía que dejar 2 prendas y ésta reaccionó tirándoselas a la cara.

A golpes y bofetadas

Ante este comportamiento, una mujer de unos 60 años que se encontraba en la cola esperando su turno para probar, le recriminó su actitud. Fue entonces cuando se produjo el enfrentamiento. La situación llegó hasta el punto de que la joven acabó empujando y abofeteando a la mujer, que cayó al suelo, llegando incluso a darle una patada, según los testigos.

La situación no quedó ahí. Una tercera clienta entró entonces en escena para ayudar a la agredida. La primera clienta no lo dudó y se enfrentó a ella, agrediéndola también.

Traslado a Urgencias

Fue entonces cuando se dio aviso a la Policía y hasta el lugar se trasladaron varias patrullas y una ambulancia. Los policías locales levantaron atestado de lo sucedido y todo fue remitido a la Comisaría Provincial de la Policía Nacional, donde se ha formalizado al menos ya una denuncia por la agresión.

La ambulancia prestó atención a las dos chicas agredidas por la primera clienta y las trasladó al Hospital Montecelo de Pontevedra. Poco después, la primera clienta se presentó también en Urgencias del centro médico asegurando haber recibido también agresiones.

Publicidad