140.010333

Publicidad

Nacho Vidal

Nacho Vidal, sobre el veneno de sapo: "Vivía en un bucle de mierda"

El actor de cine para adultos Nacho Vidal fue detenido por homicidio imprudente por la muerte de un fotógrafo tras un rito en el que se inhalaban los vapores venenosos del sapobufo alvarius.

Nacho Vidal fue detenido en la localidad valenciana de Enguera tras ser investigado por supuesto homicidio imprudente en julio de 2019. Vidal, junto a los otros dos arrestados, ha quedado en libertad provisional mientras se investiga la causa abierta.

El caso viene a colación del fallecimiento del fotógrafo José Luis Abad durante la celebración de un rito místico, en donde se dedicaban a la inhalación de los vapores venenosos del sapobufo alvarius.

El propio actor contaba en 2016 como, fruto de las adicciones que tenía y el buen resultado que había tenido en su círculo cercano, se aventuró a comenzar este tipo de prácticas. “Estoy metido en una mierda muy grande de la que no puedo salir”, aseguraba el propio Vidal para luego añadir: “Vivía en un bucle de mierda”.

Al tiempo, el actor acudió a una casa en Ibiza en la que se inició en este tipo de prácticas de la mano de un “señor, un chico” que ahora es uno de sus mejores amigos, como si fuera un “padre” para él, confiesa.

Me sacó una pipa de cristal me la puse en la boca y fumé sin saber muy bien qué iba a pasar, me dijeron que abriera los brazos. Fumé, con todas las ganas que podía, fue no acabar el humo y de repente ‘puff’, desconectar”, comentaba el catalán sobre su primera experiencia con esta sustancia.

Asimismo, también confesó que pensaba en un principio que era “algo superior” a él y que tuvo la necesidad de “volver ahí para entender lo que había pasado” tras el viaje que le supuso la ingesta y la impresión que le había dado.

Tras varias tomas de esta sustancia y lo que supuso para su vida, Vidal confesó que cambió de cierta manera su manera de relacionarse con sus amigos después de desengancharse a las otras adicciones que le llevaron al sapobufo alvarius.

“Me volví un poquito agresivo con mis amigos, porque claro, de repente yo había visto a Dios. Yo tenía el santo grial y quería que todo el mundo viera el santo grial. Me volví muy ansioso con mis amigos” afirmada el propio actor en 2016.

“Yo vivo el aquí y el ahora, esa es una de las bendiciones más grandes que me podría haber dado el sapo”, confesaba para luego añadir: “Estáis locos vosotros, estáis perdidos por no estar conectados”.

“Todos una vez fuimos uno, estábamos todos conectados con la madre tierra y esto te vuelve a conectar con la madre tierra. Te quita las adicciones, te quita los apegos. Yo no he vuelto a tomar coca, no he vuelto a tomar alcohol, ni una pastilla para dormir que tomaba todos los días, ni café que tomaba todas las mañanas” reveló Vidal.

Asimismo, Vidal también defendió lo que le hizo cambiar su perspectiva esta sustancia. “No necesito nada, no necesito a nadie. Es la felicidad completa lo que he conseguido con el sapo, la paz” afirmaba.

Publicidad