El hallazgo de los cuerpos sin vida de una mujer y su hijo de 10 años con múltiples traumatismos en los altos de una zona rural de Adeje (Tenerife) ha dado fin a una intensa búsqueda de varias horas después de que el otro niño de la fallecida alertase de la desaparición y se detuviera al padre y marido.

La detención del hombre se produjo después de que unas personas hallaran en una zona de montaña de Adeje a un niño de 6 años, que estaba desorientado, y quien posteriormente les relataría que su padre le había 'agredido' a él, a su hermano y su madre tras meterlos en una cueva.

La mujer que se encontró con el menor cuenta que el pequeño "estaba sofocado y asustado, como huyendo de algo". Cuenta que un amigo suyo que hablaba alemán pudo comunicarse con él y le contó que "el padre le había pegado a la madre".