El gran número de personas concentradas frente a la vivienda ha sido crucial para la paralización del desahucio de Miguel y Merche, que subrayan su intención de hacer frente a las deudas tan pronto como puedan y reclaman que se suspenda el desahucio hasta que tengan una alternativa habitacional real.