162.819660

Publicidad

Virales

La queja de Nacho, un joven con parálisis cerebral, contra el cambio en los centros de educación especial que plantea la 'Ley Celaá'

A través de un vídeo en Instagram, Nacho ha hecho un llamamiento a los políticos para que se replanteen esa posibilidad. "Se han pensado que se pueden meter todas las discapacidades en el mismo saco y eso no es así", señala.

Desde hace meses la plataforma 'Educación Inclusiva sí, especial TAMBIÉN' expresa su rechazo al planteamiento que la nueva 'Ley Celaá' hace sobre los centros de Educación Especial. Para ellos, la nueva normativa no garantiza la supervivencia de estos lugares ni una educación para los niños con discapacidad.

Nacho, un joven con parálisis cerebral, ha querido mandar un mensaje a los políticos contando su propia experiencia. Quiere que sean conscientes de que los niños que acuden a estos centros lo necesitan:

"No sé si os habéis enterado que quieren cerrar los colegios de Educación Especial. Es una locura, donde yo voy hay un aula que se llama la clase amarilla que hay niños que no podrían estar en un colegio ordinario.

No es porque no tengan capacidad, es porque están muy muy muy muy graves. Lo que pasa es que los políticos se han pensado que pueden meter a todas las discapacidades en el mismo saco y eso no es así. Os aseguro que los padres de esos niños querrían ir a un colegio ordinario, pero desgraciadamente ya han aceptado que esos niños no pueden ir a un centro ordinario. Empiecen por aceptarlo ustedes.

Si los cierran, a toda la gente que trabajan en esos centros, y son profesionales como la copa de un pino, les privan de trabajar con esos niños por vocación. En un colegio ordinario no van a tener la misma atención y no se les va a poder dar contenidos.

Esto ya lo hemos vivido y se lo está diciendo mucha gente. Hagan caso y no se cierren en una idea equivocada. Si quieren ir a un colegio ordinario, la gente que pueda va a ir, pero no nos priven de eso, por favor se lo pido".

Los centros de Educación Especial en la nueva 'Ley Celaá'

Según la nueva ley Celáa, en su disposición adicional cuarta, "las administraciones educativas velarán para que las decisiones de escolarización garanticen la respuesta más adecuada a las necesidades específicas de cada alumno o alumna".

Así, el Gobierno plantea un plan "en el plazo de diez años", para que los centros ordinarios "cuenten con los recursos necesarios para poder atender en las mejores condiciones al alumnado con discapacidad". Aseguran que "las administraciones educativas continuarán prestando el apoyo a los centros de educación especial para que estos, además de escolarizar a los alumnos y alumnas que requieran una atención muy especializada, desempeñen la función de centros de referencia y apoyo para los centros ordinarios".

De este modo, el Gobierno niega que vayan a cerrar los centros de Educación Especial, aunque muchas familias insisten en que ese plan contempla restringir el acceso a esos centros a niños y jóvenes con una "atención muy especializada".

Publicidad