Día Mundial de la Felicidad

Publicidad

Día de la felicidad

Hoy es el Día de la felicidad, pero este bienestar ha bajado un 8% entre los españoles

Hoy 20 de marzo se celebra el Día de la felicidad. Tras la pandemia, los niveles de felicidad entre los españoles han bajado un 7-8%, pero aquí os dejamos cinco consejos clave para recuperar esa felicidad que puede que hayas perdido, y todos ellos, relacionados al ámbito tecnológico.

La profesora de Psicología y Ciencias de la Educación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Mireia Cabero, ha comunicado que según un estudio de Ipsos ha informado de que la felicidad de los españoles ha caído un 8% y según datos de las encuestas de Sigma Dos un 7%. Las personas somos más felices cuando participamos en comunidades con intereses comunes y desconectamos de los dispositivos electrónicos. Este es uno de los factores que hacen aumentar la felicidad en esta era digital donde la hiperconexión a internet esta a la orden del día, y más todavía debido a la pandemia. La profesora ha declarado que "somos menos felices, pero en muchas ocasiones ni siquiera somos conscientes de las variables que determinan qué afecta nuestro estado anímico".

Cabero ha explicado que nuestra felicidad depende de una dimensión profunda relacionada con la satisfacción de vivir la vida que queremos vivir y nuestra propia identidad. También lo están con una dimensión más superficial, "aquella que tiene que ver con los momentos de felicidad y el bienestar emocional del día a día". La profesora también ha añadido que "cuando se definieron las dimensiones del bienestar todavía no nos había dado tiempo de teorizar sobre el bienestar digital. Ahora sabemos que en la dimensión del bienestar emocional digital ocurren cosas diferentes, como la dependencia emocional, el estrés y la angustia por la gestión de la hiperconectividad o las relaciones distorsionadas".

Otra profesora de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC, Marta Calderero, apuntillaba que "la era digital ha dado lugar a una nueva realidad en la que nos movemos entre dos mundos: el virtual y el físico". Más en profundidad lo ha explicado diciendo que "nos hemos convertido en personas que transitamos sin limitaciones entre ambos espacios. Esta nueva realidad nos puede llevar a sentir la necesidad de reconceptualizar nuestra felicidad en un entorno tan fluido e hiperconectado, y más en un momento en el que la crisis provocada por la pandemia ha hecho que muchas personas se hayan tenido que adaptar al entorno digital repentinamente para trabajar o mantener su vida social".

Cinco claves para la felicidad

Calderero ha facilitado cinco pasos para conseguir la felicidad con cinco cosas relacionadas al mundo digital. Una de ellas es la reorganización de la realidad y el diseño del hogar y el entorno laboral para obtener comodidad. El mobiliario para pode utilizar de manera correcta la tecnología del trabajo ademas de espacios para la desconexión. Otra de las claves sería desconectar de forma intermitente. Es decir, implementar en tu rutina diaria hábitos de desconexión de unos treinta minutos dos o tres veces al día. Calderero explicaba el proceso diciendo que "para conseguir que tu cerebro se recargue de energía también es muy recomendable establecer unos límites de uso de los programas y dispositivos. Perdemos mucho tiempo al día consultando continuamente el móvil y comprobando si hemos recibido mensajes de todo tipo. Hay que hacer un esfuerzo y eliminar todas las distracciones, como suscripciones y notificaciones innecesarias".

Otra pauta es potenciar el optimismo. La profesora aconseja "que al principio del día se consulten las cuentas de redes sociales que contengan información inspiradora, pues te ayudarán a reducir el sesgo atencional negativo que generan las noticias que copan los titulares del día". El cuarto consejo es vivir experiencias únicas, donde "siempre que sea posible, priorizar las relaciones sociales en el contexto físico". El quinto factor clave, según la psicóloga, es "participar en comunidades que tengan tus mismos intereses", porque "aunque parezca que la felicidad es un concepto unipersonal, la percepción de felicidad colectiva tiene mucho peso en nuestro bienestar".

Y por último, otra clave para la felicidad sería utilizar de manera provechosa el entorno digital para conectar con aquellas personas que comparten las mismas aficiones. Cabero defiende que "hace falta construir nuestro propio bienestar emocional físico y nuestro propio bienestar emocional digital, ya que cada uno nos ofrece un tipo de calidad de experiencia diferente". Además, teniendo en cuanto que el teletrabajo debido a la pandemia se ha extendido de manera continua y no parece que vaya a varias en bastante tiempo, ha aconsejado que "para unos ha sido muy positivo poder estar en casa, mientras que a otros les ha desequilibrado no poder tener los dos espacios vitales separados".

Cabero ha concluido con que "el entorno digital no se puede tocar ni vivir en primera persona porque nos lleva a crear expectativas e imaginaciones ideales. Idealizamos la vida de otras personas y las comparamos con las nuestras, que suelen ser peores, y esto puede llegar a generar inseguridad, baja autoestima y envidia"

Publicidad