Lluvia de cristales

Alertan de una posible "lluvia de cristales" si la lava llega al mar

Por este motivo, algunas zonas cercanas al volcán han sido confinadas y los ciudadanos solo pueden salir de sus viviendas para cosas urgentes.

Publicidad

El contacto de la lava con el mar puede producir gases tóxicos, pero además la llegada de ésta produce gases perjudiciales para los ciudadanos que viven cerca del volcán de La Palma. La mezcla de gases podría convertirse en esquirlas al vitrificarse y por ello algunas zonas cercanas al volcán han sido confinadas para que los ciudadanos no corran riesgos.

Los expertos indican que los más cercanos a Cumbre Vieja deben cerrar puertas y ventanas de sus viviendas y desde los hospitales canarios aconsejan salir con mascarilla y gafas para no inhalar los gases que produce el volcán.

Choque térmico "importante"

El portavoz de los Bomberos manifiesta que cuando la lava llegue al mar será como respirar lejía. Por su parte, Eugenio Fraile, investigador y director del buque oceanográfico, en una entrevista en Espejo Público señala que una vez que la lava llegue al mar se producirá un choque térmico "importante", ya que la lava está a alrededor de 1.200 grados centígrados y el agua del mar a 25. "Se evaporará directamente y producirá ácido clorhídrico. Esos gases son tóxicos", explica.

Asimismo, comenta que la mezcla de la lava con el agua del mar puede formar pequeños cristales, que "si se inhalan de forma continúa y sin protección pueden ser dañinos". Sin embargo, insiste en que la sociedad no debe preocuparse por su seguridad, puesto que dichas lluvias "serán muy locales" y ya han delimitado zonas seguras. "No va a llegar a la población. Los vecinos confinados estarán seguros y además dentro de sus casas", asegura.

Vitrificación

El proceso de vitrificación se produce cuando la lava llega al mar, ya que en ese momento se enfriará, y, si lo hace muy rápido, la colada acabará vitrificándose. Este proceso de retraerá el cuerpo de lava, que se romperá en esquirlas que saltarán desde la superficie y se mezclarán con la columna de gases.

Por este motivo también se ha acotado la zona del mar en dos kilómetros, para que los barcos no corran peligro y, por si el viento varía, para que no sufran lo que los expertos llaman "la lluvia de cristales".

¿La lava afectará al fondo marino?

"En el momento en que la lava entre al mar, los organismos ligados al fondo serán los que más sufran porque la lava es un nuevo sustrato que se posicionará arriba de un sustrato ya rico que es una zona marina. Ese primer sustrato muy rico será aniquilado en cuanto la lava llegue al mar", manifiesta Fraile. Aun así, apunta que "la naturaleza es sabia" y "en 2 o 3 años el sustrato nuevo puede ser rápidamente colonizado por organismos ligados al fondo marino", ya que indica que el océano tiene una alta capacidad de recuperación.

Respecto a los desprendimientos que se han producido en la costa, el investigador apunta que el escarpe de la zona es bastante pronunciado y, si de normal se producen derrumbes, ahora, "debido al rugido del volcán se intensifica", por lo que asegura que "es normal" que aumenten derrumbes en la zona.

Publicidad