Publicidad

Crimen de Jumilla

El asesinato de un joven en Jumilla, Murcia, desata agresiones de los vecinos contra la Policía

La inacción de la policía en el asesinato del joven Kevin el pasado sábado a manos de miembros de un clan de Jumilla está provocando altercados en toda la localidad.

Familiares, amigos y vecinos del joven Kevin, apuñalado el pasado sábado en una pelea callejera se han echado a las calles. La muerte de Kevin, un joven de 20 años en la localidad de Jumilla en Murcia, ha generado rabia en sus seres queridos que sostienen que el presunto homicidio se produjo enfrente de agentes de la Policía Local y la Guardia Civil y estos, no hicieron nada.

La historia del crimen de Jumilla comienza con una relación sentimental de Marta con Kevin. "El Tente", un joven miembro de un clan de la localidad del Jumilla es la ex-pareja de Marta y según declaraciones de Marta al diario El Español lo dejan porque este le es infiel numerosas veces. "El Tente" no aceptó la ruptura y tampoco las acusaciones de su ex novia, por lo que en ese momento comenzaron las intimidaciones.

Cronología de la muerte de Kevin

Marta continuó con su vida y conoció a Kevin, pero estaban amenazados de muerte. El sábado pasado Marta y Kevin salieron a cenar a casa de unos amigos, bajaron a fumar a la puerta y aparecieron la madre y la abuela de su ex pareja. Según Marta, las dos iban armadas, una con un palo y otra con un cuchillo. Comenzaron las discusiones y los gritos hasta que los vecinos llamaron a emergencias.

Agentes de la Guardia Civil llegaron al lugar del suceso en Jumilla y tuvieron que pedir refuerzos a la Policía Nacional. También estaban en el lugar "El Tente" y el padre del mismo, quienes solo continuaban con los amagos de asalto hasta que 5 miembros de la familia se echanron encima de Kevin y este recibe varias puñaladas.

Kevin fue trasladado al hospital de Yecla, en Murcia, pero falleció esa misma noche. Marta ha denunciado que la policía podría haber detenido a los agresores, quienes no fueron detenidos hasta la mañana siguiente al crimen. Esta inacción de las fuerzas de seguridad ha hecho que los vecinos salgan a las calles bajo el lema "justicia para Kevin". En principio, se trataba de una manifestación pacífica pero que acabo con coches patrullas destrozados.

No se descartan más protestas los próximos días, por lo que las autoridades ya han pedidos efectivos.

Publicidad