Un ejemplar de zorro, nacido este mismo año, metió la cabeza en un bote de plástico y quedó atrapado. Por suerte, Luis Velasco Takote de la plataforma conservacionista madrileña Entorno Meaques Retamares, dió con él cuando daba un paseo por esa zona. Se lo encontró entre los términos municipales de Madrid y Pozuelo de Alarcón.

El animal no podía moverse y casi no tenía espacio para respirar. Luis se acercó para liberarlo aunque confiesa que no sabía como hacerlo para no provocarle sufrimiento. Logró inmovilizarlo colocando el pie entre la cadera y las patas, lo que provocó que el anima se asustara y se liberase.

La plataforma a la que pertenece Velasco lucha desde hace años para proteger este área. En este entorno, cercano al barrio madrileño de Aluche, hay una gran biodiversidad de especies como meloncillos, zorros, ginetas... Además campean el buitre leonado y negro, el águila culebrera, azores, entre otros ejemplares.