Un estudio del Servicio de Cardiología del hospital de la Vall d'Hebron, de Barcelona ha revelado que un 18 % de las mujeres que sufrieron un infarto agudo de miocardio en España entre los años 2005 y 2015 fallecieron, lo que supone el doble que los hombres que murieron en el mismo periodo por esta causa, un 9 % de los afectados.

La doctora Antonia Sambola analizó los datos de más de 320.000 pacientes y explica que ser mujer es un factor de riesgo tras sufrir un infarto agudo de miocardio, ya que las mujeres suelen tardar más tiempo en acudir al médico o a un hospital, entre otros factores de salud.

Para su realización se han analizado todas las altas hospitalarias con este diagnóstico entre los citados años 2005-2015 recogidas en el Sistema Nacional de Salud. Otro de los resultados del estudio indica que, en caso de infarto, a las mujeres se les hacen menos angioplastias primarias, un 15 % menos.

Además, el estudio indica que las mujeres afectadas por un ataque al corazón eran, de media, diez años más mayores que los hombres en el momento de padecerlo y tenían otras enfermedades, como más hipertensión (60 % en las mujeres frente al 46 % en hombres); diabetes (36 % y 26 %); demencia (9 % y 3 %); accidentes cerebrovasculares (3 % y 2 %) y discapacidad (3 % y 2 %). También padecían en mayor número insuficiencia cardíaca (33 % y 22 %), e insuficiencia renal (13 % y 10 %).

Sambola ha argumentado que los motivos que explican una mayor mortalidad de las mujeres tras un infarto agudo de miocardio son que "tardan más tiempo en acudir al sistema sanitario, aguantan más síntomas como el dolor, los minimizan y esperan a ver si se les pasa".

"Por eso, en parte, se explica que se hagan menos angioplastias, ya que llegan más tarde al hospital" y, pasadas doce horas del infarto, en algunos centros sanitarios se valora que no se pueden obtener beneficios de esta técnica quirúrgica.

Además, los síntomas muchas veces se confunden con la ansiedad, una situación que la doctora ha abogado por revertir, y ha recordado que las mujeres que padecen un infarto de miocardio pueden presentar los mismos síntomas típicos que los hombres, como dolor en el pecho o en la zona del estómago, en el brazo izquierdo o en los dos, dolor opresivo que sube a la garganta, acompañado de náuseas, vómitos y sensación de falta de aire.

Cuando estos síntomas aparecen, la mujer afectada debe llamar rápidamente a una ambulancia y si va a su centro de atención primaria alertar de los mismos a los médicos de cabecera, que "han de volver a la medicina clásica y descartar primero las causas orgánicas antes de diagnosticar ansiedad", ha considerado.

También te puede interesar...

Iker Casillas recibirá el alta este lunes tras sufrir un infarto agudo de miocardio

La emotiva carta de Víctor Valdés a Iker Casillas tras el infarto: "Te animo a que seas de nuevo ese león blanco"