Publicidad

Estudio anticuerpos

Un estudio revela que la vacuna de Pfizer produce anticuerpos que bloquean la variante británica

Un estudio liderado por IrsiCaixa ha estudiado la capacidad de protección inmunológica de las personas que han pasado el coronavirus y las que han sido vacunadas con la vacuna de Pfizer. El resultado es que las personas que han recibido dos dosis de la vacuna y no han pasado la infección previamente tienen anticuerpos suficientes para impedir la infección por ambas variantes.

IrsiCaixa ha liderado un estudio en el que se ha demostrado que las personas que han superado el coronavirus y han recibido dos dosis de la vacuna de la empresa Pfizer-BioNtech han generado anticuerpos que bloquean el virus original y la conocida variante británica. BioRxiv ha informado de estos resultados y ha añadido que estos anticuerpos se van perfecionando en el cuerpo del paciente: aquellos que se infectaron con el virus original en la primera ola han obtenido la capacidad de bloquear la variante británica seis meses después de la infección respecto al inicio.

Así lo ha informado IrsiCaixa, centro impulsado por la Fundación La Caixa que está investigando los anticuerpos contra las diferentes variantes para conocer la evolución de la inmunidad ante el covid-19. Han explicado que "cada vez que se multiplica, el virus crea una copia idéntica de su genoma y a menudo durante este proceso comete errores e introduce mutaciones al azar en su propio material genético, dando lugar a nuevas variantes". Estas mutaciones se encuentran en diferentes zonas del genoma y puede por ello, afectar a múltiples partes del virus como por ejemplo la proteína de la espícula, que cuando sufre modificaciones hace que que los anticuerpos puedan no unirse y compromete al sistema inmunitario al detener la infección.

Julià Blanco, investigador principal de IrsiCaixa y el Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol (IGTP) ha declarado que actualmente y con la situación de pandemia que vivimos, hay que conocer "si los anticuerpos pueden proteger ante las nuevas variantes y cuánto tiempo dura esta protección".

El estudio en profundidad

A lo largo de la realización de este estudio, se ha evaluado como mencionábamos anteriormente la capacidad de protección de los anticuerpos en 53 personas que habían superado el coronavirus y 32 personas que habían recibido dos dosis de la vacuna de Pfizer. Trabajando con pseudovirus- virus producidos en laboratorios- de los que algunos se les ha mantenido con el virus original y a el resto se le ha incorporado mutaciones como la variante británica.

Las respuestas obtenidas en el estudio muestran que personas las infectadas "bloquean muy bien y de manera muy similar tanto la variante original como la británica". Además, los investigadores muestran cómo los infectados en la primera ola, y que habían generado anticuerpos contra el virus original obtienen mayor y mejor respuesta contra la británica al paso de seis meses desde la infección (en comparación con los inicios). Los anticuerpos que son producidos por el propio cuerpo humano se refinan con el tiempo y por ello, mejoran su capacidad y bloquean las variantes.

Benjamin Trinité, investigador, declaró que la infección natural genera inmunidad de calidad contra el coronavirus -en comparación a la vacuna-, dado que de manera prolongada expone las distintas proteínas de este virus al sistema inmunitario.

Sin embargo, en cuanto a las personas que han recibido dos dosis de la vacuna y no han pasado la infección previamente, los anticuerpos son dos veces menos eficientes al bloquear la variante británica en comparación a la original, pero siguen siendo "suficientemente elevados para impedir la infección por ambas variantes". Edward Pradenas, investigador de IrsiCaixa ha explicado que estos resultados aclaran que las personas tienen protección contras las dos variantes pero no conocen cuánto dura esta por lo que pueden perder estos anticuerpos. Ante esto, el investigador defiende el uso de la mascarilla y la distancia".

Publicidad