Coronavirus: Consecuencias físicas y psicológicas de estar encerrado en casa

Publicidad

Coronavirus

Consecuencias físicas y psicológicas de estar encerrado en casa por el coronavirus

Psicólogos británicos han asegurado que una cuarentena como la del coronavirus es una “experiencia desagradable” que puede tener efectos negativos como la depresión, la ansiedad, el estrés, bajo estado de ánimo o la ira.

España se encuentra en estado de alarma por la alerta sanitaria del coronavirus, que ha provocado el confinamiento en los hogares para intentar frenar los contagios y que se alargará, como mínimo, hasta el próximo 11 de abril. La medida contra el coronavirus restringe los movimientos de personas para lo estrictamente necesario, ya sea ir a hacer la compra o ir al trabajo. Durante el estado de alarma, todos tenemos que colaborar quedándonos en casa para combatir el coronavirus y evitar su expansión. Sin embargo, la cuarentena es una situación difícil que puede causar consecuencias negativas en el aspecto físico y psicológico.

Los efectos físicos son palpables desde el momento en el que se prohíbe hacer deporte al aire libre o acudir a algún recinto para practicarlo, por lo que la única opción viable es hacer ejercicio en casa con las herramientas que tengamos a nuestra disposición mientras dure el confinamiento por el coronavirus.

Es recomendable confeccionar una rutina de entrenamiento y sacar fuerza de voluntad para realizar los ejercicios. No debemos tomarnos a la ligera la cuarentena por el coronavirus y dejar de hacer ejercicio porque puede pasarnos factura.

Si no sabes cómo entrenar en casa, existen algunas ideas que te ayudarán a realizar tus entrenamientos o, también, puedes echar manos de los tutoriales que muchos entrenadores han colgado en internet para entrenar en casa durante el periodo de cuarentena por el coronavirus.

Las consecuencias físicas del aislamiento por el coronavirus son visibles rápidamente. No obstante, también debemos poner mucha atención en el aspecto psicológico para sobrellevar lo mejor posible está situación.

Un estudio realizado por un equipo de siete psicólogos del King's College de Londres, publicado en la revista médica 'The Lancet', asegura que la cuarentena como la provocada por el coronavirus suele ser una experiencia desagradable debido a la separación de los seres queridos, la pérdida de libertad, la incertidumbre sobre el estado de la epidemia y el aburrimiento que, en ocasiones, pueden conllevar efectos dramáticos.

Esta situación puede provocar “efectos psicológicos negativos (depresión, ansiedad, estrés, bajo estado de ánimo o ira…), incluidos síntomas de estrés postraumático, confusión y enojo”. Durante la cuarentena por el coronavirus, algunas situaciones como su duración, el miedo a la infección, el aburrimiento, la falta de suministros o la información inadecuada pueden provocar situaciones de estrés.

Pero siempre se puede poner remedio a las consecuencias negativas del aislamiento por el coronavirus y evitar sus consecuencias negativas. Por ello, el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid ha elaborado un decálogo orientativo para una buena gestión psicológica del confinamiento por el coronavirus. Las diez medidas recogidas por los expertos son:

- Comprender la realidad.

- Entender que permanecer en casa es lo más correcto.

- Planificar de la nueva situación modificando nuestras rutinas.

- Informarte adecuadamente.

- Mantener los contactos con nuestros familiares, amigos, compañeros de trabajo y especialmente con los mayores.

- Aprovechar esta nueva situación que sabemos que será temporal para hacer cosas y disfrutar de momentos que casi nunca podemos vivir.

- Puede ser tiempo para sacar nuestra creatividad.

- Hacer deporte en casa.

- Observar el estado de salud de quienes te rodean.

- Cuidado especial a tu estado de ánimo, lo que dices y cómo lo dices.

Publicidad