Cáncer

Así es FAST, el dispositivo capaz de medir la eficacia de los medicamentos contra el cáncer a tiempo real

Este artefacto, diseñado por ingenieros de la Universidad de Stanford, acelerará considerablemente el proceso de detección de terapias contra el cáncer.

FAST, el dispositivo capaz de medir los tumores a tiempo real

FAST, el dispositivo capaz de medir los tumores a tiempo real Unsplash

Publicidad

El cáncer es la principal causa de muerte en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por ello, urge el desarrollo de nuevos medicamentos para combatirlo, así como la mejora de las tecnologías que ayudan a determinar la eficacia de estos fármacos.

Con esta finalidad, varios ingenieros de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, han diseñado un pequeño dispositivo autónomo que dispone de un sensor elástico y flexible capaz de engancharse a la piel humana para así detectar los tumores y su tamaño, el cual es variable, y ver así si un medicamento en estudio ayuda a la regresión del tumor o no.

FAST, la revolución de la detección de terapias contra el cáncer

Este artefacto, que funciona con pilas, tiene un margen de error de tan sólo 10 micrómetros, que equivalen a una centésima de milímetro. Además, su innovador mecanismo le permite enviar los datos registrados a una aplicación móvil, sin necesidad de cables, a tiempo real y con el único requerimiento de apretar un botón.

Este Sensor Autónomo Flexible medidor de Tumores (FAST, por sus siglas en ingles) supone una manera novedosa, rápida, barata, cómoda y precisa para ratificar el efecto de los medicamentos encargados de combatir el cáncer. En versiones posteriores, podría, incluso, llevar a nuevos tratamientos más eficaces contra estas enfermedades, según los investigadores.

Mide los tumores a tiempo real

Y es que, cada año, se prueban una infinidad de nuevos fármacos para combatir el cáncer, pero son muy pocos los que acaban siendo aprobados para su uso en humanos. El problema es, precisamente, la lentitud de las tecnologías actuales para determinar si un medicamento está provocando la disminución del tumor o no, en un proceso que dura semanas.

Esa barrera es la que, según los ingenieros, derriba el FAST, que necesita apenas un minuto para percibir una variación del tamaño del tumor. De esta manera, ahorra una cantidad de tiempo muy valiosa, ya que aquellos fármacos ineficaces podrán descartarse definitivamente, de manera casi inmediata, mientras que aquellos que sí dan resultados seguirán siendo estudiados.

Alex Abramson, autor principal del estudio, asegura que todas estas ventajas son "muy interesantes" para los investigadores del ámbito farmacéutico y oncológico. "FAST podría agilizar, automatizar, y abaratar considerablemente el proceso de detección de terapias contra el cáncer", afirma.

Publicidad