make america gluten free

Los votantes de Donald Trump tienden a pensar que el gluten es perjudicial

Dos investigadores estadounidenses han concluido que existe una relación entre la ideología política y el consumo de gluten. Según señalan, los simpatizantes de Donald Trump suelen evitar más el gluten que aquellos que no lo son.

Donald Trump en un acto de campaña

Publicidad

make america gluten free

Los votantes de Donald Trump tienden a pensar que el gluten es perjudicial

Dos investigadores estadounidenses han concluido que existe una relación entre la ideología política y el consumo de gluten. Según señalan, los simpatizantes de Donald Trump suelen evitar más el gluten que aquellos que no lo son.

Que las declaraciones y acciones políticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, rozan lo inverosímil no pilla a nadie por sorpresa. Tampoco lo es su incesante persistencia en llevar la contraria a cualquier estudio científico o experto en temas como el cambio climático o las vacunas. Y ahora parece que sus seguidores no se quedan muy lejos a la hora de posicionarse ante temas con poco fundamento científico.

Los votantes de Donald Trump tienen más posibilidades de eliminar el gluten de su dieta por perjudicial que aquellos que no son partidarios del polémico político. Así lo señala un estudio desarrollado por los científicos Dr. Trey Malone y el Dr. F. Bailey Norwood, recogido por Vice, y del que se desprende este dato que como mínimo resulta anecdótico. Aunque después de los últimas medidas de Trump y la situación política estadounidenses estamos más que curados de espanto.

Los investigadores, que publicaron los resultados en su artículo 'La aversión al gluten no se limita a la izquierda política', realizaron una encuesta en línea a más de 1,000 estadounidenses, en la que se les preguntaba acerca de cuestiones como sus preferencias políticas, la de sus padres y su actitud hacia el gluten. Además, se recogía un apartado en el que se les daba a los encuestados una lista de cuatro presidentes (Donald Trump, Barack Obama, George Bush y Bill Clinton) y se les pedía que escogieran al que más valoraban.

En cuanto a las preguntas acerca de su consumo de gluten, los participantes debían señalar en qué grado estaban de acuerdo o no con una serie de afirmaciones sobre su relación con estas proteínas. Entre estas, se incluían algunas como si se creían o no sensibles al gruten o si se sentían notablemente peor cuando comían alimentos que contenían gluten. "Si evitar el gluten es una condición biológica y no una construcción social, no debería haber correlación entre las opiniones políticas y el rechazo al gluten", señalaron Amlone y Norwood. El estudio revela la posible existencia de una relación entre la "construcción social de evitar consumir gluten" y la "opinión política" de los individuos.

En el artículo, los autores sugieren que debido a que aquellos republicanos de la era Trump se muestran escépticos ante temas como las vacunas, la inmigración o cualquier afirmación empírica tienden a ser igual de cautelosos con la agricultura convencional. A su juicio, puede que esta posición se deba más a un "descontento con la vida en general" que a la propia comida.

Sin embargo, el estudio no concluye por qué un partidario de Trump tiende a evadir el consumo de Gluten. "Yo diría que las personas que evitan el gluten ni siquiera saben por qué lo hacen, ya que todos estamos influenciados por una miríada de factores cuando se trata de cuestiones como éstas. Lo que nuestro artículo examina son las correlaciones entre la afiliación política y la evasión del gluten; no podemos decir realmente por qué existe esa correlación", asegura el Dr. Norwood preguntado por Vice. Por ello, abogan por una investigación adicional y más profunda para lograr datos más reveladores.

Publicidad