Publicidad

FRENTE A LOS FAVORITOS HILLARY CLINTON Y TED CRUZ

Trump y Sanders, a cabeza de sus partidos ante las primarias de New Hampshire

Las primarias de New Hampshire vuelven a colocar a la cabeza a los candidatos más heterodoxos. Las encuestas otorgan una amplia ventaja a Bernie Sanders entre los demócratas. Y en el bando republicano, el polémico Donald Trump se mantiene como favorito.

agencias / José Ángel Abad | Manchester (New Hampshire, EE.UU.)
| 08.02.2016 15:20

El millonario Donald Trump afronta en este pequeño estado de menos de un millón y medio de habitantes una contienda crucial para su futuro, como la mayoría de sus rivales republicanos.

Entre ellos, y a pesar de su decepcionante papel en el último debate republicano, el hispano Marco Rubio sigue llenando pabellones y teatros allí donde lleva su campaña electoral, incluido en New Hampshire.

Tras su inesperada derrota en Iowa, donde los sondeos le auguraban una holgada victoria, Trump está prácticamente obligado a ganar en New Hampshire, y a hacerlo por un amplio margen, si no quiere que el torbellino en el que se ha convertido su campaña se desvanezca.

Pero si un mal resultado resultaría desolador para Trump, todavía lo sería más para la mayoría de sus rivales conservadores, quienes, de no alcanzar unos mínimos, podrían tener que abandonar la carrera presidencial. Se lo juegan todo otros cuatro republicanos: Jeb Bush, Chris Christie, John Kasich y Carly Fiorina.

Para la favorita demócrata en la carrera hacia la Casa Blanca, New Hampshire representa un importante problema, ya que –sobre todo aupado por el voto joven- Bernie Sanders encarna en este estado la oposición a los republicanos.

A diferencia de gran parte del resto del país, donde para los progresistas el primer "antídoto" que les viene a la cabeza contra Cruz, Trump y Rubio es la exsecretaria de Estado, en New Hampshire la primera opción es Sanders, y sus vecinos lo lucen y pregonan a los cuatro vientos.

Pancartas, camisetas, chapas y pegatinas de "Bernie" inundan el estado y le ganan la partida con diferencia a Clinton, a quien las encuestas sitúan más de 10 puntos por debajo del senador socialista a las primarias que se celebrarán el próximo martes para elegir candidato demócrata a la Casa Blanca.

Publicidad