Estados Unidos

La sorprendente confesión de un alumno a su profesor impresiona a este: "Aprecio la honestidad"

Un alumno no acudió a clase y la manera en que justificó su ausencia dejó anonadado a su profesor. La historia se ha viralizado en redes sociales por la impresionante honestidad del alumno.

Gente bailando en una discoteca

Gente bailando en una discoteca PixaBay

Publicidad

Hace algún tiempo, la excusa más fácil para que alguien justificara que se le había olvidado hacer los deberes, era decir que se lo había comido el perro. Una vez que esa excusa dejó de colar, hubo quienes buscaban maneras más ingeniosas de justificarlo para no llevarse un reproche por parte del profesorado. Y luego, están quienes no tienen ningún problema en reconocer las cosas tal y como son, siendo totalmente sinceros con lo que ha ocurrido.

Es lo que ha sucedido en un instituto de California, donde un profesor de matemáticas ha compartido una historia que se ha hecho viral en las redes sociales. Esa historia tiene que ver con la ausencia de un alumno, que, al no acudir a clase, manda a su profesor un mensaje en el que explica el motivo de su ausencia. El profesor, sorprendido por lo que ha leído, ha subido el texto a las redes sociales para que todo el mundo lo contemplara, aunque, obviamente, sin decir el nombre del alumno.

En dicho mensaje, el alumno explica que no puede acudir por una cuestión de irresponsabilidad, aunque procura tomárselo con humor: ""Hola, profesor. Perdón, pero me resulta imposible llegar a clase hoy. Soy honesto, pero la fiesta de Halloween de la pasada noche fue una locura y estoy tan de resaca que no lo puedo describir con palabras", poniendo acto seguido una calavera. Termina el mensaje diciendo: "Espero que tú también estés pasando un buen Halloween. Estaré de vuelta el jueves, mis disculpas. Muchos abrazos". En su tweet, el profesor también se lo ha tomado con humor, habiendo escrito: "Aprecio la honestidad".

El impresionante cambio en las comunicaciones

Seguramente, más de uno recuerde el famoso 'libro de comunicaciones' que teníamos en el colegio cuando éramos niños pequeños, que debía ser firmado por nuestros padres cuando vieran las nuevas cosas escritas, bien fueran notas o comunicaciones del profesor. Por aquel entonces, estaban empezando a nacer las redes sociales y el uso de Internet no estaba tan avanzado. Con el paso de los años, esos famosos libros de comunicaciones fueron desapareciendo, hasta el punto de que el correo electrónico es ya la principal vía comunicativa entre profesores, alumnos y familia del alumno.

De hecho, Internet está provocando una lenta desaparición de tradiciones que ha habido a lo largo de la historia, como son las librerías (ahora se leen muchos más libros electrónicos), o algunas incluso que ya existían hace muchos años y terminaron desapareciendo (telegrafistas o carteros). También símbolos que, aunque en España no tienen casi repercusión, son míticos en otros países, como ocurre con las cabinas telefónicas, un símbolo identitario en Reino Unido, y casi inexistentes en España.

Publicidad