Pedida de mano

Publicidad

Pedida de mano

Una romántica pedida de mano acaba en la casa incendiada en Reino Unido

Una romántica pedida de mano en Sheffield, cerca de Manchester, acabó en desastre. Antes de poder ofrecerle el anillo a su novia Albert Ndreu vio cómo se incendiaba su casa.

Pedir la mano es una de las cosas más importantes en la vida de un hombre, pero no siempre sale bien, aunque te digan que sí. Prueba de ello es lo que le ocurrió a Albert Ndreu un joven de la localidad inglesa de Sheffield, que vio cómo ardía su casa al pedirle a su novia que se casara con él.

Todo empezó cuando el entusiasta novio estaba preparando una romántica sorpresa para pedir la mano de su novia. Para ello, decoró su casa con muchos pétalos de rosa, 60 globos, 100 velas y se fue a recoger a su futura prometida.

Cuando ambos volvieron a casa vieron que su casa estaba en llamas. Sus vecinos fueron los primeros en percatarse y que llamaron a los bomberos, que tardaron muy poco en extinguir el incendio. Pese a ello, no pudieron salvar ninguna de las cosas que había dentro de la casa.

Pese al desafortunado incidente, el joven no se amilanó, y decidió arrodillarse delante de su novia para pedirle matrimonio. Por suerte, ella le contestó que sí. Así que esta historia tuvo un final feliz.

"No fue exactamente como pensé que sería, pero ella dijo que sí, así que creo que el día dio un giro, pero terminó exactamente como yo quería", dijo el joven afortunado en declaraciones a un medio inglés.

Publicidad