El noroeste de China está sufriendo una fuerte ola de calor donde se han llegado a registrar 48 grados centígrados. Dos trabajadores fueron rescatados tras sufrir un golpe de calor en el interior de una alcantarilla en la ciudad de Jian.