La pelota del 'brexit' vuelve a estar en el tejado del Reino Unido después de que la Unión Europea (UE) acordara en la noche del jueves dar a Londres una prórroga corta, que abre un escenario de incertidumbre tras el que el Gobierno británico se verá forzado a decidir. "El destino del 'brexit' está en manos de nuestros amigos británicos. En la UE estamos preparados para lo peor pero esperamos lo mejor", explicó el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, al término de la cumbre europea.

29 de marzo

Durante dos años está ha sido la fecha marcada en rojo en los calendarios como el de la ruptura definitiva entre el Reino Unido y el bloque comunitario, al término del periodo de negociaciones iniciado ese mismo día de 2017.

Sin embargo, tras la reunión de ayer en la capital belga es seguro que finalmente el 'brexit' (retirada del Reino Unido de la UE) no se hará efectivo dentro de una semana, aunque en ese plazo el país sí deberá decidir si sale o no con acuerdo. Antes de siete días el Parlamento británico votará por tercera vez sobre el pacto sellado entre Londres y Bruselas, siempre y cuando lo permita el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow.

12 de abril

Si la cámara baja rechaza el acuerdo, como ya hiciera en dos anteriores ocasiones por márgenes de 230 votos en enero y de 149 en marzo, está se yergue como la siguiente fecha esencial. Para ese día tendrá que haber decidido si desea efectuar una salida a las bravas de la UE o haber solicitado un aplazamiento más prolongado del 'brexit'.

Si se decanta por la segunda opción, deberá justificar previamente para qué quiere esa prórroga y, además, tendrá que participar en las elecciones al Parlamento Europeo (PE) que tendrán lugar entre el 23 y el 26 de mayo.

22 de mayo

Si el acuerdo de salida hubiera logrado salir adelante en el Parlamento británico antes del 29 de marzo, esta es la fecha estipulada por los Veintisiete para que el 'brexit' se haga efectivo. El Reino Unido contaría con cerca de dos meses para aprobar toda la legislación asociada a su salida ordenada del club comunitario y no tendría que participar en los comicios europeos que se celebrarán un día después.

Esta última continúa siendo la opción predilecta del Gobierno británico y, tal y como ha adelantado la primera ministra, Theresa May, va a trabajar duro estos días para recabar el apoyo parlamentario necesario para que su acuerdo prospere y ejecutar el "brexit" este día de forma negociada.