Un niño de diez años ha sido encontrado con una cadena al cuello en un supermercado de Velikovechnoye, en la región rusa de Krasnodar.

El menor se escapó de casa en la que estaba encerrado y encadenado por su padre. El menor tampoco recibía una correcta alimentación.

Según informa el medio ruso 'CCTV', el menor entró en el supermercado con una cadena atada al cuello. Cuando el personal del establecimiento le preguntó sobre los grilletes y él les dijo que su padre lo había encarcelado en un cobertizo.