Dos jóvenes son detenidas por matar a una compañera. Las dos han confesado el crimen y ya han sido detenidas, le rompieron la botella en la cabeza a la víctima y le cortaron la cara con un cristal.

Los hechos ha ocurrido en Rusia, en la ciudad de Arkhangelsk, donde encontraron el cuerpo sin vida de Viktoria Averia, una joven de 17 años que murió asesinada por dos excompañeras de clase, que han sido detenidas como presuntas culpables de asesinato a una excompañera por ser "demasiado atractiva".

Cuando localizaron el cadáver, vieron como el rostro de la joven presentaba heridas en la cara y signos de haber sido estrangulada hasta la muerte, según explica el diario 'Daily Mail'. La Policía que investiga el caso creyó que el autor del crimen era un depredador sexual, pero después detuvo a Lina e Irina, dos jóvenes de 16 años, como sospechosas del asesinato.

"De acuerdo con las jóvenes, la víctima pensaba que era más guapa que sus amigas. Durante el interrogatorio policial, las chicas explicaron que la fallecida abusó de ellas por ese motivo", ha informado el investigador del caso, que ha añadido que las jóvenes provenían de familias "socialmente normales".

Para cometer el crimen las jóvenes engañaron a la víctima para que se fuera con ellas a un edificio abandonado donde la agredieron. Una de las dos arrestadas sujetaba a la fallecida mientras la otra le facilitaba objetos con los que golpearla.

"Le rompieron una botella en la cabeza, le cortaron la cara con cristal y luego la estrangularon", han apuntado las autoridades, que han señalado que las dos detenidas se mostraron afectadas y manifestaron su "horror" cuando el cuerpo de Viktoria fue encontrado.